Economía

México incluye cláusulas de nueva generación en bonos: Financial Times

México introdujo nuevas cláusulas de acción colectiva y pari passu en sus bonos gubernamentales, propuestas por organismos como el FMI, con el objetivo de evitar situaciones como las de Argentina al reestructurar deuda gubernamental, informó el diario británico Financial Times.
Redacción
11 noviembre 2014 9:36 Última actualización 11 noviembre 2014 9:43
Billetes mexicanos. (Arturo Monroy)

Peso mexicano

Con el objetivo de evitar situaciones como las de Argentina al reestructurar deuda gubernamental, México introdujo nuevas cláusulas de acción colectiva y pari passu en sus bonos gubernamentales, informó este martes el Financial Times.

Dichoa cambios han sido propuestos por el Fondo Monetario Internacional y la Asociación de Mercados de Capitales Internacionales. 

“Las cláusulas deberían hacer más difícil para los acreedores a oponerse a la reestructuración de la deuda de un país y tienen el objetivo de prevenir que se repita la larga batalla de Argentina con sus tenedores de bonos que empujó al país a un default este año, reporta Elaine Moore”, citada por el diario británico.


Kazajstán incluyó las nuevas cláusulas en octubre, pero la decisión de México tendrá mayor impacto en otros gobiernos dado que el país tiene una mayor influencia en los mercados de bonos, según los expertos en deuda soberana.

En 2003, recuerda el Financial Times, México fue el primer país del mundo que reescribió sus contratos internacionales de bonos gubernamentales con cláusulas de acción colectiva, que después se volvieron ubicuas. Dichas cláusulas permiten que una mayoría de inversionistas en bonos individuales acuerden colectivamente los términos de una reestructura.

“Los cambios impulsados este año llevan al siguiente nivel esta idea”, detalla la publicación británica, ”de modo que 75 por ciento del total de tenedores de bonos de un país pueden obligar al resto a aceptar los términos de la reestructura y las votaciones pueden realizarse a través de todo el stock de deuda del país”.

También se elimina la posibilidad de la cláusula de pari passu o “tratamiento igual”, que significa mismo pago, algo que los bonistas de Argentina que no han aceptado la reestructuración han alegado con éxito, lo que ha evitado que el país pueda pagar la deuda reestructurada a menos que también pague a quienes se oponen a la reestructura.