Economía

México estudia bajar impuestos a inversiones de capital privado

El gobierno podría dar incentivos a los fondos para que registren a las empresas en bolsa reduciendo al 10 por ciento el impuesto sobre las ventas a través de ofertas públicas iniciales, cambio que tendría que ser incluido en el Presupuesto de 2017.
Bloomberg
25 agosto 2016 19:40 Última actualización 25 agosto 2016 19:40
dinero

El SAT también podría disminuir la carga fiscal para los fondos permitiéndoles utilizar las pérdidas por inversiones no rentables. (Bloomberg)

México está evaluando maneras de ayudar a los inversionistas de capital privado y estimular el crecimiento en el sector, incluyendo una reducción en el impuesto que pagan los fondos para registrar empresas en la bolsa de valores, de acuerdo con cuatro personas con conocimiento de las propuestas.

El gobierno podría dar incentivos a los fondos para que registren a las empresas en bolsa reduciendo al 10 por ciento el impuesto sobre las ventas a través de ofertas públicas iniciales, igual que la tasa de ganancias de capital, en comparación con el impuesto sobre la renta regular del 35 por ciento, de acuerdo con las personas, que pidieron no ser nombradas por hablar sobre propuestas que aún no son públicas.

Ese cambio tendría que ser incluido en el presupuesto de 2017 que la Secretaría de Hacienda enviará al Congreso el 8 de septiembre porque afecta los ingresos del gobierno, de acuerdo con dos de las personas.

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) del país también podría disminuir la carga fiscal para los fondos permitiéndoles utilizar las pérdidas por inversiones no rentables para compensar los impuestos que pagan por las rentables. Eso sólo requeriría cambios a las regulaciones existentes en lugar de requerir la aprobación de los legisladores, dijeron dos de las personas.

Los cambios fueron solicitados por la Asociación Mexicana de Capital Privado (Amexcap), para impulsar una clase de activos que dicen que reciben un trato menos favorable en México que en Estados Unidos, así como para alentar las ofertas públicas iniciales.

"Tenemos que eliminar las restricciones y las barreras que impiden el desarrollo saludable de capital privado en comparación con otros países", dijo Alonso Díaz, presidente de Amexcap y socio fundador de la plataforma de inversión Gerbera Capital, en una entrevista en la Ciudad de México.

Sólo dos empresas han salido a bolsa este año, en comparación con cinco durante el mismo periodo en 2015. Abrir una ventana para que las firmas de capital privado vendan activos a una tasa de impuestos más baja podría traer acuerdos por cientos de millones de dólares al mercado, dijo Díaz.

La Secretaría de Hacienda también está considerando maneras de impulsar el sector fintech reduciendo los trámites y la carga administrativa para las nuevas empresas y esclareciendo las reglas para el naciente sector, dijeron dos de las personas. La oficina de prensa de la Secretaría de Hacienda se negó a hacer comentarios sobre si se están considerando cambios en el sector de capital privado.

El crecimiento está ayudando a México a alcanzar a Brasil en inversión de capital privado. Mientras que Brasil representó el 63 por ciento de la recaudación de fondos de capital privado en América Latina en 2008, un porcentaje muy superior al 3 por ciento de México, México superó a Brasil por primera vez el año pasado, al representar el 29 por ciento de la inversión, en comparación con el 26 por ciento de la mayor economía de la región, de acuerdo con Emerging Markets Private Equity Association.

Al mismo tiempo, el sector mexicano tiene espacio para crecer si utilizamos a otros mercados como barómetro. La inversión de capital privado fue del 0.03 por ciento del producto interno bruto el año pasado, igual que Nigeria, una tercera parte del monto de Brasil e inferior al 1.95 por ciento del Reino Unido, 1.41 por ciento de Estados Unidos, 0.31 por ciento de la India y 0.1 por ciento de China.

México utilizó su proceso de presupuesto anual del año pasado para crear certificados de inversión (CerPIs) para proyectos, con el propósito de ayudar a las Afores invertir en capital privado. La nación también creó fideicomisos de inversión en energía e infraestructura, conocidos como Fibra E, para fomentar una mayor inversión en estos sectores bajo reglas similares a la versión mexicana de los fideicomisos de inversión inmobiliaria conocidos como REIT. Esos productos se añadieron a los fideicomisos de inversión en capital privado (FICAPs) ya existentes.

El sector de capital privado de México ha crecido de forma espectacular: los compromisos de capital acumulados aumentaron a más del doble en los últimos cinco años a 37 mil 100 millones de dólares en 2015, según Amexcap, que tiene más de 100 miembros, entre ellos BlackRock Inc., Advent International Corp. y Southern Cross Group.

El sector de capital privado también recibió un impulso cuando México decidió en 2009 permitir que los fondos de pensiones conocidos como Afores invirtieran en capital privado.

>