Economía

México entra al club de los buenos pagadores

La calificación "A3" que Moody's otorgó ayer a la nación, que antes estaba en Baa1, como Rusia y Sudáfrica, envía una señal de confianza a los inversionistas internacionales, aunque no es una nota 'de país rico', según expertos.
Redacción
05 febrero 2014 23:38 Última actualización 06 febrero 2014 7:41
Mapa buenos pagadores

Mapa buenos pagadores

Por primera vez, México foma parte de la categoría de los países con calificación “A” en su perfil crediticio.

Moody’s Investors Service elevó ayer la calificación de deuda soberana de México a A3 desde Baa1, que lo ubica como el segundo país en América Latina en esa categoría, despúes de Chile, y manda una señal de confianza a inversionistas internacionales.

Mauro Leos, vicepresidente del Grupo de Riesgo Soberano de esa agencia, aclaró que “no es una calificación de país rico”, y dijo a EL FINANCIERO que la prueba de fuego para subirla fue haber superado la crisis de 2009.

Lo que distingue la calificación ‘A’ es ser país con grado de inversión y además, tener grado de inversión robusto, en donde los gobiernos son previsibles, confiables y han ganado su lugar”, comentó.

“Esperarnos a la aprobación de las leyes secundarias de las reformas estructurales ya sería un pretexto, los acuerdos alcanzados para la aprobación de estas reformas ya implican por sí mismos una mejora en el perfil de México”, apuntó.

La decisión de Moody’s tuvo un efecto inmediato en los bonos soberanos y en el peso, que terminó sus operaciones en el mercado interbancario en 13.28 unidades por dólar, una ganancia de 9.2 centavos.

Leos detalló que existen dos riesgos de perder esta calificación, uno es que pase algo externo y le afecte a México y el otro riesgo es que México haga algo que lo afecte.

“Este escenario considera que deje de lado la disciplina fiscal, porque refleja una actitud negativa de su gobierno y los países ‘A’ son gobiernos responsables, previsibles”, dijo.

Las reformas aprobadas a finales del año pasado fueron el detonante de este aumento en la calificación por parte de Moody’s, que desde enero de 2005 tenía a los bonos soberanos aztecas con calificación Baa1.

“Damos un margen de dos años para ver el impacto (de las reformas) en el PIB, producción, producción de petróleo y ahorros alcanzados por esta apertura del sector energético”, puntualizó.

ATRAERÁ NUEVOS INVERSIONISTAS

Al ingresar México a la categoría de países con calificación soberana de riesgo crediticio ‘A’, le permitirá al país atraer un segmento de inversionistas que buscan destinos con alto grado de confianza.

“Lo que hace esta noticia es demostrar cómo las condiciones fundamentales de México están mejor que el resto de los mercados emergentes y permite atraer a otro tipo de inversionista, aquellos que por regla no pueden hacerlo en países que no tengan cierta calificación”, expuso Carlos Ponce, director ejecutivo de Análisis y Estrategia de Ve por Mas.

Detalló que dentro de los mercados emergentes, México se diferencia porque tiene una mayor correlación con Estados Unidos, reflejado en la proporción de las exportaciones hacia ese país como porcentaje del PIB.

El presidente Enrique Peña dijo que el aumento de calificación se deriva de la aprobación de las reformas constitucionales.

El alza otorgada por Moody’s a la calificación refrenda la confianza que existe sobre las proyecciones económicas de México, enfatizó el secretario de Hacienda, Luis Videgaray.

“Esto tiene importantes implicaciones positivas, tanto para el conjunto de la economía como para las familias, al reducir los costos del crédito. Aumenta el atractivo del país como un destino de inversión y fortalece la percepción favorable de México en los mercados financieros internacionales”, afirmó.

Analistas de Banco Base indicaron que la decisión de Moody’s sorprendió al mercado, ya que se creía que esperaría a la aprobación de las leyes secundarias de la reforma energética, aunque no contemplan que el peso siga una tendencia a la apreciación.

Con información de Leticia Hernández, Antonio Sandoval, Esteban Rojas, Eduardo Ortega y Jeanette Leyva

“pais"