Economía

México saca baja nota
en Índice de acceso energético del WEF

Con 0.62 puntos, México se situó en el lugar 55 del índice elaborado por el Foro Económico Mundial, ubicándose por debajo de países como Turquía y Bulgaria; las mayores puntuaciones para el país fueron en los rubros de acceso a energía y seguridad y crecimiento económico y desarrollo.
Ixel González
10 diciembre 2014 18:20 Última actualización 10 diciembre 2014 20:34
gasoducto en Sonora (Foto: Demian Duarte/El Financiero)

Las reformas energéticas permitirán la inversión privada en todas las cadenas de valor del petróleo y el gas, señala el WEF. (Archivo El Financiero)

CIUDAD DE MÉXICO.- México ocupa la posición 55 de 125 países en el Índice de desarrollo de la arquitectura energética global, del Foro Económico Mundial (WEF), con 0.62 puntos, donde la calificación máxima fue de 0.8 para Suiza.

El país se ubicó por debajo de Turquía, Corea, Bulgaria y Panamá que ocuparon los lugares 54, 53, 52 y 51 respectivamente.

En cuanto a América Latina, Colombia se ubicó en lugar 9; Uruguay en el 15; Paraguay en el 22; Brasil en el 23; Perú en el 31 y Chile en el 34, con lo que superaron considerablemente a México en el Índice dado a conocer este día por el WEF.

La mayor puntuación para México la obtuvo en el rubro de ‘acceso a la energía y seguridad’, con 0.75 puntos; seguido por el indicador de ‘crecimiento económico y desarrollo’, con 0.57 puntos.
En tanto, que en el tercer indicador, de ‘sustentabilidad ambiental’, México se ubicó con una puntuación de 0.54.


“Las ambiciosas reformas energéticas en las que se ha embarcado México, han provisto de un fuerte ejemplo de la importancia que las reformas energéticas pueden jugar en set un más amplio de reestructura y modernización económica”, expuso el reporte del WEF.

El documento señala que la nueva competencia que México daría al sector, aunada a la reputación de amigabilidad con las inversiones, podría incluso restarle atractivo a países como Brasil en torno a sus yacimientos en las capas pre-sal.

Agregó que las reformas energéticas de largo alcance anunciadas por el presidente Enrique Peña Nieto que permitirán la inversión privada en todas las cadenas de valor del petróleo y el gas y que buscan que las entidades del sector público – Pemex y CFE – sean transformadas para mejorar su eficiencia y rentabilidad, dan atractivo a México. Incluso, dijo “otros países podrían pronto imitarlo“.

El país con el Índice de desarrollo de la arquitectura energética global, más alto fue Suiza con un puntaje de 0.80.