Economía

México, de los países en América Latina que menos recauda

En un informe elaborado por la Cepal y la OCDE, México se coloca como la décima economía con la menor tasa de recaudación de impuestos de Latinoamérica.
Dainzú Patiño
24 marzo 2016 14:42 Última actualización 27 marzo 2016 9:40
declaración impuestos

(Especial)

México es la décima economía de América Latina con la menor tasa de recaudación de impuestos como proporción del PIB, segun se desprende del informe “Estadísticas tributarias en América Latina y el Caribe”, realizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y la Comisión Económica para América Latina (CEPAL).

Con un nivel de recaudación de 19.5 por ciento, supera en 6.9 puntos porcentuales a Guatemala, el país con el menor nivel de cobro de impuestos (12.6 por ciento). Sin embargo, frente a Brasil, la nación con un nivel de recaudación de 33.4 por ciento, México está por debajo de la mayor economía de la región en 13.9 puntos porcentuales.

Los factores económicos que se reflejan en estos niveles de recaudación son: PIB per cápita, apertura económica, nivel de informalidad, recursos naturales e importancia de la agricultura en la economía. También factores socio demográficos como el nivel de educación.

Por debajo del país mexicano se encuentran países como Perú, Ecuador y Panamá. Pero las naciones que lo superan son Chile y Colombia con tasas de 19.8 por ciento y 20.3 por ciento, respectivamente. El promedio de los 22 países evaluados es una recaudación de 21.7 por ciento en relación al PIB.

También los gobiernos extranjeros pueden influir en el nivel de recaudación, si se dan prácticas competitivas o agresivas de imposición, por ejemplo, fijación de precios de transferencia.

Otro factor determinante de los niveles de ingresos tributarios como proporción del PIB es la participación del Estado en el financiamiento de la seguridad social. México se ha desplazado de un sistema de pensiones mayoritariamente financiado por el sector público a un sistema mayoritariamente financiado por el sector privado.

En el estudio se observa que a lo largo de los años el nivel de recaudación ha tenido pocos cambios, ya que el nivel de 19.5 por ciento de 2014, es el mismo registrado en 2011. Sin embargo, en el año 2000 era de 16.5 por ciento y en 1990 de 15.5 por ciento.

Los impuestos que consideraron para la estudio fueron los que se cobran a ingresos y utilidades y los de bienes y servicios.

Los países cuyo PIB per cápita es más elevado suelen presentar un ratio de recaudación tributaria sobre el PIB mayor, que sirve para financiar la inversión en infraestructuras, educación y servicios sociales.

A nivel de América Latina el informe acentúa que hay margen para aumentar aún más la base gravable, además de adoptar medidas dirigidas a modernizar la administración tributaria y la política fiscal a fin de apoyar la movilización de los recursos internos, a medida que crece el PIB per cápita en la región.