Economía

México conservará nota crediticia pese a Pemex: S&P

Los cambios fiscales implementados a partir de 2014 han contribuido a amortiguar el golpe de la caída de los ingresos de Pemex, por lo que la situación de la petrolera no ejerce presión sobre la calificación de Pemex, refirió Standard & Poor’s.
Bloomberg
16 febrero 2016 12:25 Última actualización 16 febrero 2016 12:40
pemex me

Pemex se enfrenta a la caída de los precios del petróleo. (Especial)

Los esfuerzos de México por reducir los subsidios a la energía y ampliar su base impositiva contribuyen a aislar su calificación crediticia de Petróleos Mexicanos en momentos en que ésta enfrenta una caída de los precios del crudo, según Standard & Poor’s.

Los cambios fiscales implementados a partir de 2014 han contribuido a amortiguar el golpe de la caída de los ingresos de Pemex, que ha representado alrededor de 20 por ciento del presupuesto nacional, según Víctor Herrera, director gerente para América Latina de S&P en Ciudad de México. Mencionó medidas como la eliminación de un subsidio a la gasolina y los intentos de incorporar más trabajadores al sistema económico formal.

“Nosotros no vemos que haya una presión en este momento porque hasta ahora el gobierno ha reaccionado puntualmente en contener este golpe”, dijo Herrera en entrevista telefónica. “Todo el mundo criticaba la reforma fiscal hace dos años, pero mira cómo nos ha ayudado hoy día a amortiguar este golpe”.


El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, ha dicho que México considera una inyección de efectivo en la compañía, y el presidente Enrique Peña Nieto destituyó al máximo responsable ejecutivo de Pemex la semana pasada y encomendó a su reemplazante la tarea de reducir los costos y mejorar la productividad luego de 12 trimestres consecutivos de pérdidas. Moody’s Investors Service puso el mes pasado a Pemex en revisión con miras a una posible rebaja y mencionó el riesgo de una mayor declinación de los precios del petróleo.

S&P rebajó el mes pasado a BB el perfil crediticio individual (SACP, por sus siglas en inglés), que hace referencia a la calificación que recibiría la compañía si no tuviera el apoyo económico del gobierno federal. Es de dos niveles por debajo del grado de inversión. S&P dijo entonces que “la perspectiva estable de la compañía refleja la de la deuda soberana” y también confirmó la calificación de grado de inversión BBB+ de la deuda en moneda extranjera de Pemex.

: