Economía

México con el minisalario más “costoso” de la OCDE

Pese a que México es el segundo país dentro de la OCDE con el salario mínimo más bajo, las contribuciones sociales que pagan los empleadores son relativamente altas, lo que a decir de especialistas, desincentiva a éstos para dar empleo formal a los trabajadores de baja competencia.
Zenyazen Flores
08 julio 2015 23:47 Última actualización 09 julio 2015 5:5
¿Debes o no prestar dinero?

México es el segundo país dentro de la OCDE con el salario mínimo más bajo. (Archivo EF)

CIUDAD DE MÉXICO.- El salario mínimo que se paga en México es de los más bajos de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), pero las contribuciones sociales e impuestos al empleo para trabajadores de sueldo mínimo son “sustanciales” y limitan la generación de empleos, reveló el Panorama Laboral 2015 presentado por la organización.

México fue el segundo país de la OCDE con el salario mínimo más bajo como porcentaje del sueldo medio a jornada completa en 2013, sin embargo, se detectó que los costos fiscales y de seguridad social que pagan los empleadores por cada trabajador con sueldo mínimo son relativamente altos y pueden fomentar la informalidad.

Las contribuciones que los empleadores mexicanos deben pagar por trabajadores de salarios mínimos es 40 por ciento del salario bruto, contra un tercio en la OCDE. Para los empleados con salario medio en México baja a 13 por ciento.


Paolo Falco, economista del Mercado de Trabajo de la Dirección de Empleo, Trabajo y Asuntos Sociales de la OCDE, dijo que el costo de los trabajadores a sueldo mínimo “es un problema que crea desincentivos para los empleadores a dar trabajo formal a los trabajadores de baja competencia, sobre todo si se considera que más de 50 por ciento de la población trabaja en la informalidad”.

Consideró que la tasa de contribución para los empleadores que contratan a trabajadores de minisalarios debería ser más progresiva “ser contribuciones más bajas para los que ganan menos”.

BAJA CALIDAD DEL EMPLEO
En tanto, la calidad del trabajo en México es mucho menor al promedio de la OCDE, muestra de ello es la alta inseguridad laboral reflejada en el riesgo de percibir bajos salarios.

El reporte indica que en México hay 20 por ciento más probabilidad de sufrir inseguridad laboral o mayor riesgo de desempleo y salarios muy bajos, contra 9 por ciento promedio en la OCDE. Además de las jornadas de trabajo muy largas que duplican a las del bloque.