Economía

México cae dos lugares en ranking de IED a nivel global

La Inversión Extranjera Directa  en México durante 2015 fue de 30 mil millones de dólares, lo que colocó al país en el peldaño número 15 a nivel mundial, según la edición previa del Informe sobre las Inversiones en el Mundo de la UNCTAD.
Thamara Martínez
21 junio 2016 12:9 Última actualización 21 junio 2016 12:11
dólares

(Bloomberg)

Durante 2015, la Inversión Extranjera Directa (IED) en México totalizó 30 mil millones de dólares colocando al país en el peldaño número 15 a nivel mundial como economía receptora, según el Informe sobre las Inversiones en el Mundo de la UNCTAD.

Con base en esos datos, la economía mexicana retrocedió dos puestos en este conteo, abandonando el lugar 13 en el que se colocó en 2014.

Según el informe, a lo largo de 2015 se movieron 1.7 billones de dólares de Inversión Extranjera Directa alrededor del mundo, cifra que enmarca una expansión anual de 38 por ciento en los capitales invertidos.

El dato observado para el año resulta superior al estimado en la edición previa del informe, que vislumbraba un alza cercana a 11 por ciento para 2015 luego de que en el año previo los flujos de IED mundial descendieran poco más de 16 por ciento.

El Informe 2016 de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) apunta que la mayoría de las inversiones en 2015 se dieron entre países desarrollados, los cuales concentraron 55 por ciento del monto total de IED, equivalente a un total de 962 mil millones de dólares invertidos entre estas naciones.


Los países en vías de desarrollo aportaron 765 mil millones de dólares en IED, cifra que representa 43 por ciento del total. Las economías en transición lograron movilizar 35 mil millones de dólares en IED durante el año, participando con dos por ciento del total global.

La principal economía receptora de IED en el año fue Estados Unidos, logrando desbancar a China, que durante 2014 se coronó como el principal socio a nivel mundial. En 2015 se dirigieron 380 mil millones de dólares hacia la región estadounidense, dejando a China en el tercer sitio en esta edición.

A nivel mundial las estrategias fiscales de cada nación influenciaron el rumbo de la IED en el transcurso del año. Según explica el informe, el rumbo de los flujos de inversión respondieron a ciertas revisiones corporativas, especialmente en Estados Unidos y Europa, que resultaron en mega acuerdos de trasferencia de domicilio fiscal de firmas multinacionales a países que ofrecían tasas de impuestos inferiores e incluso sin impuestos en sobre los ingresos totales.

El secretario general de la UNCTAD, Mukhisa Kituyi; advirtió que el salto de casi 40 por ciento en la IED da la esperanza de que la inversión internacional está regresando por fin a una senda de crecimiento sostenible, pero “aún no estamos fuera de peligro”, dijo.

De no tenerse en cuenta las reconfiguraciones de negocios a gran escala, se sostiene que el incremento de las inversiones alrededor del mundo hubiese sido más discreto, con un crecimiento cercano al 15 por ciento anual.

Vale mencionar que los principales inversores en 2015 fueron Estados Unidos, Japón y China. Lo que revela que Japón logró escalar dos posiciones, en tanto que China y Estados Unidos conservaron sus sitios como emisores de IED.