Economía

México, atractivo para Suecia aun sin TLCAN

Las empresas suecas mantendrán su interés en el país, independientemente de lo que pase con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, de acuerdo con la ministra de comercio del país escandinavo, Ann Linde.
Valente Villamil
10 octubre 2017 22:23 Última actualización 11 octubre 2017 10:40
Las compañías suecas ven a México como un mercado para exportaciones suecas. (Bloomberg)

Las compañías suecas ven a México como un mercado para exportaciones suecas. (Bloomberg)

Pase lo que pase con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), las empresas suecas mantendrán su interés en México, aseguró la ministra de comercio del país escandinavo, Ann Linde.

“El interés de las compañías suecas en México no disminuirá pase lo que pase”, dijo Linde en entrevista con El Financiero, al ser cuestionada sobre las expectativas y afectaciones que podría tener cualquier desenlace del proceso de modernización del TLCAN.

En este sentido, la funcionaria, quien mantuvo reuniones con el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, y con el canciller, Luis Videgaray, señaló que la Corporación Sueca de Crédito a la Exportación (SEK, por sus siglas en sueco) mantiene su interés en México.

“Les gustaría tener más negocio en México, ven a México como un mercado futuro para exportaciones suecas que quieren tener garantizado y tenemos un paquete financiero muy interesante y eso también es pase lo que pase con el TLCAN”, agregó Linde.

Si bien reconoció que hay incertidumbre que se origina a partir del enfoque que Estados Unidos le ha dado a la modernización, la ministra pidió esperar a ver qué es lo que finalmente pasa en la práctica.

Geografía no empaña TLCUEM

Una de las razones por las que la ministra visitó México fue para revisar los avances del proceso de modernización del TLC entre México y la Unión Europea, el cual consideró, se podrá terminar este año sin mayores contratiempos, a pesar de la petición de los europeos de que México acepte indicaciones geográficas para decenas de productos de la UE, que incluyen vinos, quesos y embutidos.

De aceptarlas, tanto productores mexicanos, como no europeos de diversos quesos de origen europeo tendrían que cambiar el nombre a sus productos al comercializarlos en México.

“Esto ha sido así desde que tengo memoria. Es un tema muy difícil, pero al final hemos sido capaces de encontrar soluciones, yo creo que no será un tema que haga que este acuerdo no funcione”, comentó Linde.