Economía

Meta de superávit para 2018, aún insuficiente: CEESP

El organismo señaló que la meta del superávit primario de 1.0 del PIB es insuficiente, y enfatizó que el trabajo entre el sector público y privado debe redundar en un entorno que estimule la inversión.
Leticia Hernández
02 abril 2017 12:12 Última actualización 02 abril 2017 12:12
dinero

El CEESP reconoció como buena señal para los mercados y para las calificadoras el que por segundo año haya una meta de superávit primario. (Bloomberg)

En los Pre- Criterios 2018 presentados por la Secretaría de Hacienda se presenta un panorama más halagador para el siguiente año; sin embargo, la meta del superávit primario de 1.0 por ciento del PIB es insuficiente y aunque el ajuste al gasto es más pequeño comparado con los años anteriores, prevalece la incertidumbre de que se concrete, señala el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

Su análisis de esta semana, enfocado a la importancia de política fiscal y monetaria en el proceso del fortalecimiento de la estabilidad macroeconómica, advierte que deben complementarse con un Estado de Derecho en el que la corrupción, impunidad e inseguridad no tengan la posibilidad de subsistir ante un estricto cumplimiento de la ley.

“El trabajo conjunto del sector público y privado debe redundar en un entorno de estímulo a la inversión y generación de empleos, que a final de cuentas responde a las eficientes política públicas instrumentadas por las autoridades”, expone el informe.


Sobre los Pre Criterios 2018 entregados el viernes por la SHCP, reconoce como buena señal para los mercados y para las calificadoras el que por segundo año haya una meta de superávit primario, en 2018 equivalente al 1.0 por ciento del Producto Interno Bruto, lo que en términos absolutos equivale a 216,909.8 millones de pesos, que se ligaría a la expectativa de 0.4 por ciento del PIB para el presente año.

“No obstante, cálculos del CEESP indican que para que la deuda se mantenga como proporción de PIB, se requiere de un superávit primario de aproximadamente 1.4 por ciento del PIB, lo que sería equivalente a 311 mil millones de pesos, casi 100 mil millones de pesos más que lo previsto por las autoridades.

Para cumplir con la trayectoria de consolidación fiscal y regresar al equilibrio presupuestal, en 2018 se requerirá de un ajuste en el gasto programable pagado de 43.8 mil millones de pesos con respecto al Presupuesto de Egresos Federales 2017, cifra equivalente a 0.2 por ciento del PIB. El ajuste se compara favorablemente al previsto en los dos años anteriores de 1.5 y 1.3 por ciento del PIB, respectivamente.

“Si bien este ajuste al gasto es pequeño en comparación con los anteriores, prevalece la incertidumbre de que se concrete, toda vez que los resultado publicados por la SHCP para 2015 y 2016, no dan señales de haberse llevado a cabo ningún recorte al gasto. De hecho en los últimos dos años se observó un sobregasto importante”, advierte el centro de estudios económicos.

En cuanto al ajuste alcista de las tasas de interés por parte del Banco Central para dejarlas en 6.50 por ciento, confía en que la medida contribuirá a reducir la inflación, pero también tendrá un efecto en el consumo aunque aún es prematuro contabilizarlo sobre el crecimiento.

Aunque reconoce que se podría contar como punto a favor la posibilidad de que la apreciación del tipo de cambio pueda compensar modestamente sus efectos al propiciar posibles reducciones de precios en algunos bienes y servicios, incluso el de las gasolinas.