Economía

Meta de crecimiento de 3% en México se recorre hacia 2017: OCDE

La OCDE considera esencial un nuevo impulso de las reformas estructurales en el país para combatir la informalidad y para impulsar la lucha anticorrupción, de acuerdo con su reporte Perspectivas Económicas Globales.
Leticia Hernández
31 mayo 2016 20:9 Última actualización 01 junio 2016 3:30
Ciudad de México. (Cuartoscuro)

Ciudad de México. (Cuartoscuro)

El crecimiento de México se espera se fortalezca hacia el 2017 con un incremento de 3 por ciento en el Producto Interno Bruto (PIB), reflejo de las reformas estructurales implementadas por el gobierno. Mientras tanto, este 2016 su crecimiento ya no será del 3.0 por ciento sino se estima en 2.6 por ciento, según la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

En su reporte sobre Perspectivas Económicas Globales, la OCDE advierte señales de recuperación en la productividad. Las reformas estructurales, notables medidas para impulsar la competencia en redes industriales y facilitar acceso a crédito, se espera impulsen la formación de capital en el sector empresarial y la productividad. Sin embargo, aún es esencial la plena aplicación de las reformas y un nuevo impulso puede ser necesario para combatir la informalidad y para impulsar la lucha anticorrupción, señala en el reporte.

Para el 2017, la OCDE espera una recuperación conforme presiones transitorias a la baja en la demanda de Estados Unidos se desvanezcan y la amplia agenda de reformas gubernamentales comience a impulsar la inversión. En particular es crucial que las subastas de los campos petroleros atraigan compromisos de inversión significativos.


El principal riesgo rodeando las proyecciones del organismo es el debilitamiento del comercio mundial especialmente el caso de menor crecimiento a lo esperado en China y en Estados Unidos. Otro riesgo es una mayor degradación del sentimiento del mercado respecto a las economías emergentes.

Las expectativas para la inflación permanecen bajas para 2016 y 2017, pero los efectos de la pasada depreciación del peso podría aumentar el impacto en los precios al consumidor, el pass-through.

MANTIENE ESTIMADO DE CRECIMIENTO PARA LA ECONOMÍA GLOBAL


Para la economía mundial, la OCDE estima un crecimiento este año a una tasa de 3.0 por ciento y 3.3 por ciento en 2017, con lo que confirma sus estimados del reporte interino publicado en febrero pasado cuando los recortó desde 3.3 y 3.6 por ciento, respectivamente, previstos en noviembre de 2015.

Políticas macroeconómicas soportativas y menores precios de commodities deberían continuar favoreciendo una modesta recuperación en las economías avanzadas, asumiendo que el incremento en salarios y el crecimiento de la inversión empresarial empezará a levantarse y las tensiones en los mercados financieros no vuelvan a ocurrir. Sin embargo, la debilidad de la demanda externa derivada de las economías emergentes continúa siendo un lastre para las economías avanzadas.

En Estados Unidos, el PIB crecerá 1.8 por ciento este año y 2.2 por ciento en 2017; un ajuste a la baja respecto al pronóstico interino publicado en febrero pasado de 2.0 y 2.2 por ciento para el 2016 y 2017. Una moderada recuperación se espera continúe con vientos en contra por la fortaleza del dólar y la disminución en la inversión del sector energético.

Para el gigante asiático, China, los pronósticos se han mantenido sin cambio desde noviembre pasado, una tasa de 6.5 por ciento en el crecimiento del PIB de 2016 y de 6.2 por ciento en 2017.

Para la Zona Euro mejoró parcialmente el estimado de este año a 1.6 por ciento desde un previo de 1.4 por ciento señalado en febrero y mantuvo en 1.7 por ciento la tasa de crecimiento en 2017.

Las perspectivas para Rusia y Brasil permanecen retadoras debido a menores ingresos por los bajos precios de las materias primas y elevada inflación.

: