Economía

Merrill Lynch prevé
que inflación llegue
a 3.5% a final de 2016

Las expectativas de inflación a mediano plazo no se han incrementado con la depreciación del peso, explicó Carlos Capistrán, economista en jefe para México de Bank of America Merrill Lynch.
Redacción
24 septiembre 2015 12:56 Última actualización 24 septiembre 2015 13:28
inflación consumo, consumidor, ventas (Bloomberg/Archivo)

inflación consumo, consumidor, ventas (Bloomberg/Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.- La inflación se encuentra en 2.59 por ciento hasta el mes de agosto y ha estado cayendo por cinco meses. Sin embargo, Bank of America Merrill Lynch en México prevé que la inflación alcance el 3.5 por ciento para finales de 2016.

Lo anterior, como resultado de cierto traspaso por parte de la depreciación del tipo de cambio, una buena parte del incremento constituirá un cambio en los precios relativos, más que un alza generalizada y sostenida en los precios.

Las expectativas de inflación a mediano plazo no han incrementado con la depreciación del peso, explicó Carlos Capistrán, economista en jefe para México de Bank of America Merrill Lynch.



“Banxico prevé que la inflación cierre en 3 por ciento en 2016 y no ve un deterioro en la balanza de riesgos para la inflación desde julio, a pesar de que el peso mexicano se depreció entre las reuniones de Banxico. Con este ambiente de inflación, no vemos el caso para que Banxico incremente sus tasas, aun cuando la Fed lo hiciera”, informó.

Consideró que la política monetaria en Estados Unidos no es la única ni la más importante determinante para la política monetaria en México, señaló Capistrán.

El pronóstico de los economistas de Estados Unidos para la Fed es que aumentará sus tasas en 25 puntos básicos en diciembre, y luego en 100 puntos básicos durante 2016.

“Banxico tendrá presión para incrementar sus tasas en el momento en que la Fed lo haga. Sin embargo, la inflación, las expectativas de inflación y el crecimiento del PIB en México, en ese orden, determinarán si Banxico seguirá a la Fed de manera inmediata o si esperará unos meses para aumentar sus tasas”, concluyó.