Economía

Mejora servicio eléctrico a siete años de extinción de LyFC, asegura su último director

Jorge Gutiérrez Vera, quien fuera el último director de Luz y Fuerza del Centro, declaró que la permanencia de la paraestatal era insostenible y reconoció las capacidades técnicas del SME en sistemas hidroeléctricos.
Valente Villamil
11 octubre 2016 14:12 Última actualización 11 octubre 2016 14:34
Cables de electricidad (Bloomberg)

Cables de electricidad (Bloomberg)

Luego de que cumplirse siete años de la extinción de Luz y Fuerza del Centro, ordenada por el expresidente Felipe Calderón, el servicio eléctrico en el centro del país ha mostrado mejorías, de acuerdo con Jorge Gutiérrez Vera, quien fuera el último director de la desaparecida paraestatal.

“(El servicio) ha mejorado sustancialmente, ha mejorado definitivamente porque no hay las restricciones que se tenían anteriormente”, dijo Gutiérrez Vera, actual presidente de Cogenera México, a El Financiero.

Precisamente las limitaciones contenidas en el contrato laboral de trabajo con el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), generaban que la compañía no pudiera ser rentable al producir electricidad de manera eficiente.


“Llegó al extremo en que se hacía insostenible la permanencia de Luz y Fuerza porque los costos eran extraordinariamente altos porque el propio contrato colectivo establecía que la mayor parte de las acciones tenían que ser por administración directa y no solamente las labores sustantivas de una empresa eléctrica como es la generación, la transmisión, la distribución y comercialización de la energía eléctrica”, agregó Gutiérrez Vera.

Por ello, la extinción de la compañía que al ordenarse afectó a unos 41 mil trabajadores activos y 25 jubilados, fue una medida necesaria.

“Fue un proceso doloroso, definitivamente. Sin embargo, fue positivo porque era insostenible, era impostergable el contrato colectivo de trabajo que existió entre Luz y Fuerza y el SME era un contrato muy restrictivo que le daba muy poco margen de maniobra a la administración”, agregó el antiguo directivo de la compañía”, dijo.

Pero a siete años de la extinción de la compañía, que generó un conflicto sin precedentes y que duró años entre el SME y el gobierno federal, Gutiérrez Vera ve con buenos ojos la participación del sindicato en la apertura del mercado eléctrico que se viene, luego de haber ganado un contrato en sociedad con Mota-Engil; sin embargo, recordó que ante la competencia, el ser rentable es crucial.

“El SME finalmente va a tener que aprender que una empresa tiene que ser rentable para que subsista y si no entiende eso pues está destinada al fracaso”, dijo Gutiérrez Vera.

Con todo, el experto también reconoció las capacidades técnicas logradas por el sindicato a lo largo de décadas de experiencia en sistemas hidroeléctricos son una buena carta curricular por lo que “no me cabe duda que van aportar elementos positivos y valores de energía a costos razonables, no en balde ya les adjudicaron alguna parte de la subasta”, dijo.

Con todo, luego de haber superado la etapa más difícil de la apertura del mercado eléctrico, la reforma, establecer los precios de porteo de energía eléctrica es el siguiente punto clave en el que se debe enfocar la industria y el gobierno para lograr consolidar un mercado mayorista abierto, de acuerdo Gutiérrez Vera.

“El marco de la nueva ley de la industria eléctrica el porteo ya es diferente, ya el porteo va a ser en función a unos valores más altos que van a estar vigentes hasta el 2018 y luego dependiendo del comportamiento del mercado y de los precios nodales que en al ley que se conocen como PML, Precio marginal Local, se va a definir cuál será el costo de transmitir la energía de un punto a otro, eso es clave”, dijo Gutiérrez Vera.

El especialista recordó que anteriormente en la ley del servicio público de energía eléctrica se manejaban valores de porteo a largo plazo y con precios relativamente bajos.

“(Esto permitió) el desarrollo de proyectos muy importantes de cogeneración eficiente, de fuentes renovables”, agregó el exdirector de Luz y Fuerza del Centro.

Los precios del porteo, que es el hecho de trasladar la energía eléctrica de un punto a otro, deberían estar definidos a más tardar en 2018, que es cuando entran en vigor los certificados de energía limpia que van a privilegiar las fuentes de energía limpia, dijo.

“Este es un modelo nuevo, un modelo totalmente diferente, es un juego que tenemos que empezar a aprender a jugar todos, el gobierno los particulares, los inversionistas y que va a tomar un tiempo en que aprendamos cómo manejar sobre todo lo que es la comercialización de la energía eléctrica. Ese es un tema muy importante”, señaló Gutiérrez Vera.