Economía

Meade, optimista con que México mantendrá calificación crediticia

En entrevista con Bloomberg, el secretario de Hacienda dice que espera que la combinación alza de tasas y caída del peso no afectarán los niveles de deuda y el balance fiscal de México.
Bloomberg
30 septiembre 2016 12:1 Última actualización 30 septiembre 2016 12:11
Los ataques a Meade.

Los ataques a Meade.

El secretario de Hacienda de México, José Antonio Meade, dijo que confía que los aumentos en la tasa de interés de referencia y la caída del peso no tendrán más que un efecto marginal en los niveles de deuda y el balance fiscal de México.

Meade, quien reemplazó a Luis Videgaray hace tres semanas, predijo que México mantendrá su calificación de crédito, a la que S&P Global Ratings y Moody´s Investors Service mantienen con perspectiva negativa, debido a su plan para tener un superávit presupuestario primario del 0.4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en 2017.

La comisión monetaria, encabezada por Meade, se ha abstenido de vender dólares para reforzar la moneda debido a que el mercado mantuvo suficiente liquidez, aun cuando el peso cayó a un mínimo récord, dijo en una entrevista.

El jueves, Banco de México subió su Tasa de Interés Interbancaria a un día en medio punto porcentual a 4.75 por ciento, su nivel más alto desde 2009.

La decisión se produjo después de que factores como la preocupación por las finanzas públicas, las menores expectativas de crecimiento del país y las mayores probabilidades de que Donald Trump gané la elección presidencial de Estados Unidos, hicieron que el peso cayera a un mínimo histórico de cerca de 20 pesos por dólar al inicio de esta semana en el mercado interbancario y por encima de ese umbral en bancos.

"Desde mi punto de vista, y de acuerdo con los estándares definidos por las calificadoras, no habría elementos que harían que se materialice un elemento de cambio" en la calificación crediticia de México, dijo Meade a Bloomberg News.

Las elevadas ventas de pesos en lo que va del año han obligado a los encargados de la política monetaria a responder con aumentos en las tasas de interés y recortes en los gastos para tranquilizar a los inversionistas acerca de la gestión económica del país, protegerlo de la inflación y evitar mayor inestabilidad del mercado.

Los operadores frecuentemente usan al peso, la moneda más activa de los mercados emergentes, para protegerse de otros riesgos, lo cual la convierte en la más vulnerable a las fluctuaciones de precios.

El 8 de septiembre, después de haber sido nombrado, Meade presentó en la Cámara de Diputados la propuesta de presupuesto del presidente Enrique Peña Nieto para el próximo año. El plan establece que la medida más amplia de la deuda llegará al 50.5 por ciento este año y al 50.2 por ciento el año próximo.

Meade sugirió que el tipo de cambio del dólar frente al peso incorporado en el presupuesto final aprobado por el Congreso de 18.2 pesos por dólar podría ser modificado porque los analistas del sector privado han reducido sus pronósticos para la moneda desde que fue presentada la propuesta a principios de este mes.