Economía

Producción petrolera y ajuste al gasto complican Presupuesto 2018: Meade

En cuanto al tema de no politizar el Paquete Económico de 2018 en víspera de las elecciones, el secretario de Hacienda señaló que tienen " ya muchos años de generar consensos alrededor de lo que conviene, que es cuidar las finanzas públicas". 
Zenyazen Flores
11 julio 2017 11:49 Última actualización 11 julio 2017 13:57
José Antonio Meade

José Antonio Meade (Reuters)

El secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade, advirtió que el armado del Presupuesto para 2018 se complica por la baja en la producción de barriles de petróleo, los precios del crudo y el ajuste al gasto para disminuir el déficit y avanzar con rumbo a la consolidación fiscal.

En entrevista, al término de la inauguración de la CCCXIII Reunión de la Comisión Permanente de Funcionarios Fiscales, fue cuestionado sobre cómo evitar que se politice la discusión del presupuesto en víspera de año electoral, a lo que respondió:

"Tenemos ya muchos años de generar consensos alrededor de lo que conviene, que es cuidar las finanzas públicas, nos dimos una Ley de Responsabilidad Hacendaria que nos marca ruta y ritmo (...) en la discusión del paquete habremos de seguir logrando lo que ya hemos hecho, una discusión en el marco de las leyes y en el marco de la responsabilidad que el propio marco jurídico nos instruye".

Durante su discurso en la inauguración del evento, Meade dijo que por primera vez desde 1980 el país tiene una plataforma petrolera por abajo de los 2.5 millones de barriles para 2017.

"Esperamos que esto haya tocado fondo en 2016 y tener una plataforma marginalmente por arriba de los 2 millones de barriles, lo que sería una buena noticia que empiece a revertirse".

En consecuencia, advirtió que el contexto en materia de plataforma petrolera "va a ser complicado en consecuencia en el armado del Presupuesto económico de 2018".

El precio del crudo es otro tema de presión en la construcción del presupuesto del proximo año.

Señaló que el precio hace apenas dos años era de 85 dólares por barril y en 2016 fue de 35 dólares por barril, "hoy seguimos viendo precio del petróleo volátil donde no se ve con claridad si se vaya a consolidar el nivel de precio que tenemos, si pueda subir un poco lo que nos daría aliento para el presupuesto 2018 o si pudiera disminuir en cuyo caso nos crearía dificultades".

Apuntó que (México) está en nivel de 42 dólares por barril pero aún ese precio es 60 por ciento menos que hace un par de años "y nos planea contexto difícil para armado de paquete".

Meade añadió que en 2018 continuarán los esfuerzos para terminar hacia final de la presente administración con un déficit de 2.5 por ciento.

"Continuar con la trayectoria de consolidación fiscal que implica que tengamos menor déficit el año que entra del que tuvimos este año nos plantea que nos tengamos que acomodar en un techo probablemente más bajo", expuso.

Acompañado por el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, se refirió a que la recaudación de ingresos por parte de los estados es un reto y oportunidad para aumentar los ingresos.

Subrayó que la recaudación local en México es tres veces menos que en América Latina y siete veces menos que en el bloque de la OCDE, por lo que insistió en que el predial es una buena forma de incrementar ingresos, no obstante, descartó que este año pueda presentarse alguna iniciativa en ese sentido.

El titular de la SHCP mencionó que la reforma fiscal se tradujo en fortalecimiento de las finanzas públicos locales, de tal modo que han crecido más rápido los ingresos de las entidades federativas que los ingresos de la federación, tanto en participaciones como aportaciones.

"Los estados han recibido este año 7 por ciento más en participaciones de lo que se había programado, lo que sugerimos es que lo cuiden porque viene complicado el segundo semestre y el año que entra", finalizó.

MEADE ESTIMA MENOR INFLACIÓN EN SEGUNDO SEMESTRE DEL AÑO

El secretario de Hacienda de México dijo que sigue previendo un retroceso en la inflación a partir del segundo semestre del año, después de que el índice de precios al consumidor se empinó hasta su máximo nivel interanual en ocho años.

En junio, el indicador se aceleró hasta 6.31 por ciento a tasa anual, su punto más alto desde diciembre de 2008, aunque la cifra fue menor a la esperada por el mercado.

"Nosotros seguimos pensando que habrá una disminución en los niveles de inflación y que esto se va a dar quizás tan temprano como el segundo semestre", dijo Meade en un evento fiscal en Ciudad de México.

El Banco de México anticipa que la inflación se ubicará considerablemente por encima de su rango meta del 3 por ciento +/- un punto porcentual en 2017, para retomar una tendencia convergente hacia su objetivo a finales del año y alcanzarlo en el último trimestre de 2018.

Las decisiones que se han venido tomando tanto en finanzas públicas, como en la política monetaria, han contribuido a mantener bien ancladas las expectativas inflacionarias

En junio, el Banco Central elevó la tasa de interés referencial en 25 puntos base para llevarla hasta el 7 por ciento, un nivel que considera "congruente con el proceso de convergencia de la inflación hacia su objetivo", según la minuta de la última reunión de política monetaria.

De acuerdo con una encuesta de la entidad monetaria difundida la semana pasada, analistas privados estiman una inflación del 6 por ciento al cierre de este año, y un crecimiento de la economía del 2 por ciento.

Con información de Reuters

: