Economía

Mayor demanda mexicana impulsa procesamiento de crudo en EU

Las refinerías estadounidenses cerraron la primera semana del año con una producción récord impulsada por una creciente demanda desde México; aunque comienzan a surgir dudas si tienen la capacidad de cubrir la demanda interna y externa.
Bloomberg
11 enero 2017 19:15 Última actualización 12 enero 2017 17:33
Gasolina. (Cuartoscuro)

Gasolina. (Cuartoscuro)

La semana pasada Estados Unidos procesó más crudo que nunca, mientras México aumenta su dependencia cada vez más de su vecino del norte para el suministro de gasolinas.

Las refinerías estadounidenses alcanzaron la semana pasada una producción récord al transformar 17.1 millones de barriles diarios de crudo en gasolina y otros combustibles, según los últimos datos de la Administración de Información Energética (EIA por sus siglas en inglés). Las exportaciones de gasolina casi se duplicaron en diciembre respecto a las registradas 12 meses antes.

Estados Unidos suministró alrededor del 70 por ciento de la gasolina utilizada por los consumidores mexicanos en diciembre, dijo el martes José Ángel García, presidente de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo), en un evento en la Ciudad de México.


"La demanda en México es muy fuerte", dijo Robert Campbell, responsable de análisis de productos petroleros de Energy Aspects en Nueva York, en una entrevista telefónica. Las refinerías "que no están haciendo mantenimiento están funcionando con dificultades”.

La entrada de crudo en las refinerías estadounidenses repuntó más del 11 por ciento desde octubre, debido a que las exportaciones de gasolina han tocado tres récords desde principios de noviembre.

Las refinerías de la Costa del Golfo lideraron la producción del país, con entradas de crudo que escalaron 261 mil barriles diarios la semana pasada, alcanzando también un récord de 9.26 millones de barriles.

Las ventas de combustible en México tocaron en noviembre un máximo de cinco meses, subiendo más de cinco por ciento respecto al mismo período del año anterior, según los últimos datos de la Agencia de Seguridad, Energía y Medio Ambiente de México.


Mientras que las refinerías estadounidenses funcionan a plena capacidad, los datos de procesamiento en México han caído.

Las seis refinerías operadas por Petróleos Mexicanos (Pemex), la petrolera estatal de México, funcionaron al 53 por ciento de su capacidad en los primeros 11 meses de 2016, según los datos del gobierno y por consiguiente la producción estuvo por debajo de los 800 mil barriles diarios o posiblemente menos en diciembre, dijo Campbell.

Sería el sexto mes por debajo de un millón de barriles, según los datos gubernamentales.

Ese nivel es "increíblemente bajo", dijo, mientras cuestionaba durante cuánto tiempo serán capaces las refinerías estadounidenses de compensar la diferencia. "Presumiblemente, habrá algún tipo de desaceleración en la producción. No creo que podamos mantener este tipo de nivel (de importaciones)".