Economía

Matan vacas para subir precio de la leche

En Estados Unidos, fue interpuesta una demanda contra cooperativas lácteas en la que los demandantes argumentaron que éstas pagaron a productores para que mataran a sus vacas con el fin de impulsar los precios de los productos lácteos.
Bloomberg
08 septiembre 2016 22:16 Última actualización 09 septiembre 2016 5:5
vacas

Según el gobierno de EU, el consumo diario de lácteos del país ha pasado de 245 kilos en 1975 a 284 kilos en 2015(Bloomberg)

Si bien la demanda de lácteos ha experimentado un constante aumento desde hace casi 40 años, algunos granjeros trataron de limitar la oferta de leche mediante el recurso de matar a sus propias vacas.

Créase o no, es verdad. Así se lo reveló en una demanda colectiva nacional contra cooperativas lácteas, grupos de productores que reúnen su producción pero que, en su conjunto, se desempeñan como intermediarios entre los productores y las procesadoras de lácteos.

En el caso, los abogados de una de las principales firmas demandantes sostuvieron en nombre de los consumidores estadounidenses que las cooperativas pagaron a los productores para que convirtieran prematuramente centenares de miles de vacas en hamburguesas a los efectos de impulsar los precios de los lácteos.

Los acusados llegaron esta semana a un acuerdo por 52 millones de dólares, una ganga tratándose de un sector tan grande. El caso, sin embargo, vuelve a llamar la atención sobre un sector en extremo complejo de la economía agrícola de Estados Unidos, un ámbito donde algunas de las leyes macroeconómicas parecen no aplicarse siempre.


"PROGRAMA DE RETIRO ANIMAL"
El “programa de retiro animal”, como se lo llamó, estuvo encabezado por Cooperatives Working Together y contó con el apoyo del grupo de lobby Federación Nacional de Productores de Leche y de establecimientos que producen casi el 70 por ciento de la leche en EU.

Entre las cooperativas demandadas se contaron Dairy Farmers of America Inc., Land O’Lakes, Dairylea Cooperative Inc. y Agri-Mark Inc.
Los consumidores afirmaron que entre 2003 y 2010 las cooperativas pagaron precios superiores a los del mercado por vacas lecheras propiedad de granjeros miembros y las mandaron a faena de forma prematura. Si se reduce la oferta, el precio sube, ¿verdad? Pero cuando se observa el desempeño del sector las cosas resultan extrañas.

Según el gobierno, el consumo diario de lácteos del país ha pasado de 245 kilos en 1975 a 284 kilos en 2015 (si bien las ventas de leche fluida han declinado mucho).

Gary Genske, tesorero de la Organización Nacional de Productores de Lácteos, dice que las procesadoras suelen pedir a las cooperativas más leche de la que en realidad se necesita, lo que genera un excedente y hace bajar los precios lo que perjudica a los granjeros.

>