Economía

Manufacturas y sector de la construcción dan impulso a industria

Cálculos de Banamex reportan que los sectores de manufacturas y de la construcción fueron los principales motores de la actividad productiva en México durante el séptimo mes.
Thamara Martínez
11 noviembre 2015 22:10 Última actualización 12 noviembre 2015 10:5
manufactura fábrica (Bloomberg/Archivo)

La producción manufacturera creció 2.6% anual. (Bloomberg/Archivo)

La producción industrial en México reportó en septiembre un crecimiento anual de 1.4 por ciento, el más elevado en los últimos cinco meses, en cifras ajustadas por estacionalidad.

En las cifras originales su avance fue de 1.7 por ciento, contra 1.2 por ciento que estimaron los analistas.

SORPRENDE AVANCE

Las manufacturas y la construcción fueron el principal motor de la actividad productiva en el séptimo mes.

pag_10_grafica_eco_01

Su dinamismo permitió mitigar la contracción en la actividad petrolera, que de acuerdo con cálculos de Banamex, restó 0.6 puntos porcentuales al crecimiento de la industria.

La producción manufacturera creció 2.6 por ciento anual, en las cifras ajustadas, mientras que en la construcción el crecimiento fue de 3.7 por ciento, el mejor dato en seis meses.

“Sorprendió positivamente el dato de producción industrial, se esperaba un avance mucho más moderado, esto basándonos en la moderación que han presentado el sector manufacturero y el minero y que hasta la fecha habíamos visto también algo de moderación en el sector de la construcción”, afirmó Isaac Velasco, analista económico senior de Grupo Financiero Ve Por Más.

“Lo que explicó esta mejoría en la producción industrial es el sector de la generación y distribución de electricidad, agua y gas, al respecto contribuyeron a este rubro menores precios en electricidad”, detalló el economista.

El avance de este indicador fue de 3.9 por ciento anual, con lo que presentó su mejor cifra en medio año.

El analista explicó que si se observa el comportamiento de la inflación relacionada con el rubro de electricidad, ésta es bastante favorable para los consumidores, lo que responde también a la mayor actividad en este sector.

Rafael Camarena, analista económico de Banco Santander, destacó que fue positivo el dato de la construcción en septiembre, resaltando principalmente la parte del gasto privado, que contempla la edificación de vivienda, así como de espacios comerciales e industriales.

“Ahí entra tanto el gasto de familias, pero también la parte de inversión privada. Ese indicador se ha visto muy bien a lo largo del último año, más allá de ciertas fluctuaciones”, dijo.

En su opinión, este subsector está reflejando el avance del gasto interno, que al margen de lo que está ocurriendo con el gasto público, es lo que está generando que se recupere el sector de vivienda y de construcción.