Economía

Los ricos de EU viven hasta 15 años más que los pobres

Aunque se analizan muchos factores para determinar la esperanza de vida de las personas, según este estudio, el lugar de residencia y el nivel de ingresos son dos condiciones importantes que inciden en la longevidad.
AP
11 abril 2016 16:43 Última actualización 11 abril 2016 22:36
Wall Street

(Bloomberg)

CHICAGO.-  Los estadounidenses más ricos viven en promedio 10 años más que los más pobres; sin embargo, la brecha no es tan amplia en muchas comunidades, en especial en las ciudades adineradas y con alto nivel educativo, de acuerdo con un estudio.

El estudio subraya que el lugar donde se viva y los ingresos que se tengan contribuyen a determinar la esperanza de vida, además de aquellas conductas modificables como fumar y no hacer ejercicio.

El economista de la Universidad de Stanford Raj Chetty y sus colegas examinaron más de mil millones de expedientes sobre impuestos que abarcaban de 1999 a 2014, además de expedientes de gobierno sobre casi 7 millones de muertes.

Los investigadores utilizaron la información para calcular la esperanza de vida a partir de los 40 años según los ingresos y el área geográfica. El análisis fue difundido este lunes en la edición digital de la publicación Journal of the American Medical Association.


La difusión del estudio coincide con la temporada electoral a la que caracteriza un acalorado debate en torno a la igualdad de los ingresos y la clase media, a la que se le cataloga como una especie en peligro.

El informe examina la relación bien conocida entre los ingresos y la longevidad, pero con más precisión y detalle que estudios previos, dijo el economista Angus Deaton, de la Universidad de Princeton, en una editorial en la publicación.

"El tristemente célebre 1 por ciento no sólo es más rico, sino mucho más sano", declaró Deaton.

Los hombres en el 1 por ciento de ingresos más altos vivieron 15 años más que los hombres en el 1 por ciento más bajos. Para las mujeres, la brecha fue de 10 años.

De 2001 a 2014, la esperanza de vida no cambió para las personas en el 5 por ciento de ingresos más bajos; en cambio aumentó tres años para los hombres y mujeres en el 5 por ciento de ingresos más altos.

Esos cambios y la esperanza de vida en general variaron sustancialmente según la zona.

Los estadounidenses más pobres vivían más tiempo en áreas donde fumar, la obesidad y la inactividad eran poco comunes, y el acceso a la atención médica influyó menos que lo que dejo entrever en estudios anteriores.

Entre los hombres y mujeres de menores ingresos, la esperanza de vida fue menor en Detroit y Dallas, y más alta en Nueva York.

Entre los hombres con los ingresos más bajos, la esperanza de vida era de 72 en Detroit, pero casi 80 en Nueva York. Entre los hombres con los ingresos más altos, la esperanza de vida era de 86 años en Detroit y de 87 en Nueva York, una diferencia de sólo un año. La brecha fue más pequeña entre las mujeres.

La esperanza de vida más baja para los hombres y mujeres más pobres se ubicó en Indiana, Nevada y Oklahoma, con menos de 78 años. Para los ricos, la esperanza de vida más baja se registró en Hawai, Nevada y Oklahoma, con 85 años.

: