Economía

Los hogares reducen
su capacidad de pago

La CNBV reveló que el índice de morosidad de la cartera al consumo se ubicó en la cifra más elevada en 19 meses. Los bajos salarios y la inflación, los principales factores por los que las familias mexicanas incumplen con sus pagos en los créditos.
Eduardo Jardón
07 agosto 2017 0:3 Última actualización 07 agosto 2017 5:5
crédito

sss

El alza en las tasas de interés y la pérdida de poder adquisitivo en las remuneraciones de los trabajadores ya están afectando la capacidad de pago de las familias en sus créditos bancarios, principalmente de consumo.

Cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) indican que el índice de morosidad de la cartera al consumo se ubicó en 4.37 por ciento, la cifra más elevada en 19 meses. A su interior, los préstamos personales reportaron la tasa más elevada, con 5.44 por ciento.

En el financiamiento para vivienda, el índice de cartera vencida fue de 2.77 por ciento, y mantiene una tendencia a la baja, pero en el segmento de interés social, la cartera con incumplimiento de pago representó 8.93 por ciento del total.

Los consumidores están pagando más intereses en algunos créditos, especialmente en tarjetas, que son más sensibles a la tasa de referencia de la política monetaria.

Los registros de la CNBV muestran que en junio del año anterior la tasa de interés implícita en los plásticos se ubicó en 25.9 por ciento, la cual se elevó a 26.5 por ciento para el mismo mes de este año.

Un reporte del Banco de México señala que en los créditos personales el incremento entre febrero del año anterior y el segundo mes de este año la tasa se elevó en un punto, a 28 por ciento, pero en algunas instituciones el avance fue mayor, como en Scotiabank y Financiera Ayudamos, con, alza de 4.1 y 5.2 puntos.

En cuanto a la cartera hipotecaria, después de tres años de registrar una tendencia a la baja, las tasas ya revirtieron su tendencia, de acuerdo con analistas de BBVA Research.

La transmisión de la política monetaria del Banco de México ha sido limitada, pues de los más de 250 puntos que se incrementó la tasa de referencia en 2016, las tasas hipotecarias apenas lo hicieron en alrededor de 32 puntos.

Detallaron que los réditos pasador de 9.27 por ciento en promedio en febrero del año pasado a 10.2 por ciento para marzo pasado.

El mayor pago de intereses se suma al deterioro del poder adquisitivo del salario, que se debe al repunte inflacionario en los últimos meses.