Economía

Liquidez saca a flote a destinos turísticos

Debido a la disminución de los niveles de deuda, los destinos turísticos como Benito Juárez Cancún y Mazatlán se vieron beneficiados con sus calificaciones crediticias.
Dainzú Patiño
22 marzo 2016 21:7 Última actualización 23 marzo 2016 8:22
Le Blanc Spa Resort All Inclusive, Cancún

Esta situación, más una contención del gasto corriente les ha generado superávits financieros. (Tomada de http://www.leblancsparesort.com/)

Una mejor liquidez en los municipios de Benito Juárez (Cancún) y Mazatlán ha favorecido las calificaciones crediticias de estos destinos turísticos y se prevé que siga haciéndolo.

En la última revisión de Cancún, Moody’s subió su calificación de Baa1 a A3, influida por la reducción en los niveles de deuda, que a su vez respondió a la generación de ingresos propios por el turismo, detalló Roxana Muñoz, analista de la calificadora. Esta situación, más una contención del gasto corriente les ha generado superávits financieros.

“Indicadores de deuda directa e indirecta neta han mostrado una tendencia decreciente. La perspectiva estable refleja la expectativa de Moody’s de que Benito Juárez registrará resultados operativos balanceados en los próximos 12 a 18 meses, lo cual deberá ayudar a mejorar la liquidez en el corto plazo”, expuso Muñoz.

En el caso de Mazatlán, Standard & Poor’s subió su calificación de MxA a MxA+, basado en su “fuerte” desempeño presupuestal que se espera se mantenga en los siguientes dos años, “que le permitiría continuar con su ‘adecuada’ posición de liquidez y ‘bajo’ nivel de deuda”, señaló Héctor Cedano, analista de S&P en el informe de revisión.

“Estimamos que Mazatlán podría contratar deuda adicional por alrededor de 250 millones de pesos en 2016 si decide realizar los proyectos más relevantes que tiene planeados”, detalló. El escenario base considera que aún y cuando contratara deuda adicional, ésta representaría menos de 30 por ciento de sus ingresos operativos y su servicio alrededor de tres por ciento de dichos ingresos al cierre de 2017.

En tanto, la liquidez débil visible en el pasivo de corto plazo no bancario y los altos costos por servicios personales parecen hundir al municipio de Acapulco, dijo Fitch Ratings cuando ratificó en BBB- la calificación en enero.

Mientras Los Cabos podrían mejorar su calificación actual, mxA-, si logran implementar una política fiscal y de liquidez sustentable para contrarrestar la volatilidad en su desempeño fiscal, dijo S&P.