Economía

Línea de crédito del FMI mejora blindaje de México, afirma Moody's

Con la línea de crédito mejora la capacidad de México para enfrentar los choques externos, de acuerdo con la agencia calificadora, que mantuvo en 2.5 por ciento su expectativa de crecimiento para la economía del país en 2016.
Notimex
03 agosto 2016 16:51 Última actualización 03 agosto 2016 18:53
Moody's

(Bloomberg)

NUEVA YORK.- La calificadora de activos Moody’s aseguró hoy que la línea de crédito flexible extendida por el Fondo Monetario Internacional (FMI) a México, que aumentó el monto nominal de 67 mil a 88 mil millones de dólares, mejora la capacidad del país para enfrentar los choques externos.

En un informe emitido este miércoles, apuntó que los mercados financieros han sufrido de volatilidad por la decisión del Reino Unido de dejar la Unión Europea, por la baja de los precios del crudo y por preocupaciones en torno a la estabilización monetaria de Estados Unidos.

En el documento, la unidad de análisis de la calificadora mantuvo en 2.5 por ciento su expectativa de crecimiento para la economía de México en 2016, aunque señaló que las volátiles condiciones financieras podrían afectar la expansión económica.


Asentó que las “estrechas ligas con Estados Unidos, así como con la economía global, mediante comercio y vínculos financieros, exponen al país a choques externos”.

“El más lento crecimiento pondrá a prueba la estrategia de consolidación fiscal del gobierno, la volatilidad financiera podría complicar de manera adicional las perspectivas macroeconómicas”, opinó Jaime Reusche, vicepresidente y analista de Moody’s.

Por otra parte, el banco de inversión Merrill Lynch señaló que el crecimiento para la economía de México será de 1.9 por ciento para 2016 y de 2.1 para 2017, debido a la débil demanda externa, entre otros factores.

El informe de esta calificadora, conducido por el analista Carlos Capistrán, destacó que aunque el sector de los servicios se ha expandido de manera vigorosa, el sector de la manufactura ha sido debilitado por la demanda externa, en particular de Estados Unidos.

El banco explicó que la economía de México será afectada por la desaceleración económica de Estados Unidos, que mantendrá un crecimiento de 1.8 por ciento en 2016 y 2017, comparada con la expansión de 2.4 por ciento en los dos años previos.

En su escenario base, Merrill Lynch consideró que pese a que el consumo se desacelera, éste aún crecerá más que el PIB de México debido a una baja inflación, a que el mercado laboral se desempeña de manera relativamente positiva y al flujo continuo de remesas.

: