Economía

Ley de Ingresos aleja la meta de sanear las finanzas públicas: CEESP

El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado advirtió que la Ley de Ingresos que los diputados aprobaron aleja la meta de alcanzar un superávit primario equivalente al 0.4 por ciento del Producto Interno Bruto.
Leticia Hernández
23 octubre 2016 12:26 Última actualización 23 octubre 2016 12:31
Cámara de Diputados

(Archivo/Cuartoscuro)

En la Ley de Ingresos que los diputados aprobaron, se estiman mayores ingresos para el ejercicio del 2017 debido a un pronóstico del tipo de cambio más alto pero esto también redundará en mayores gastos en rubros como la importación de gasolina y en el costo financiero de la deuda gubernamental, lo que aleja la meta de alcanzar un superávit primario equivalente al 0.4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), advierte el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

Los diputados modificaron la Ley de Ingresos propuesta por el Ejecutivo, aumentaron la expectativa de la producción de petróleo en 19 mil barriles por día lo que en promedio supone mil 947 millones de barriles diarios y a la vez, elevaron el pronóstico del tipo de cambio a 18.62 pesos por dólar, 0.42 centavos más que la propuesta original del Ejecutivo. Como consecuencia de estos ajustes, los ingresos petroleros se prevé sean 17 mil 369.9 millones de pesos más de lo presupuestado originalmente.

También consideraron que mediante la eficiencia recaudatoria, la recaudación tributaria y no tributaria continúe en ascenso y elevaron el estimado de ingresos por estos rubros para que en conjunto sean superiores en 34 mil 010.3 millones de pesos.


“No obstante, se debe considerar que el ajuste de estas variables, especialmente la del tipo de cambio, también generaría costos adicionales que incluso pueden superar el aumento de ingresos que se espera”, advierte el CEESP en su comentario semanal.

Destaca el impacto en el volumen de importación de gasolina, que con un tipo de cambio estimado más alto, implica un mayor costo en moneda nacional, el cual puede sobrepasar ingresos petroleros que se proponen.

“Si consideramos un entorno en el que el porcentaje de las gasolinas que se importan se eleva a 62 por ciento, desde uno cercano a 58 por ciento promedio este año y tomamos en cuenta los 42 centavos en los que se corrige el tipo de cambio, el costo adicional por este concepto puede estar muy cerca de los 25 mil millones de pesos, dependiendo del nivel del precio de la gasolina en el exterior”, calcula el organismo.

El CEESP anticipa que el aumento de los ingresos petroleros esperado por el ajuste cambiario, será rebasado por el aumento que se generará por el lado del gasto petrolero, lo cual, de mantenerse sin cambio el resto de rubros de gasto, es factible que pueda incidir negativamente en el superávit primario que se tiene previsto.

Otro aspecto es que, el aumento que la estimación del tipo de cambio tendrá sobre el costo financiero de la deuda externa del sector público puede ser equivalente a cerca de 6 mil millones de pesos, eso sin considerar el aumento en su saldo en pesos.

Asimismo, con las expectativas de crecimiento económico ajustándose a la baja podría afectar lo negativamente el ritmo en el que ha venido aumentando la recaudación tributaria recientemente.

En este contexto, el CEESP identifica la probabilidad de que el déficit propuesto por las autoridades hacendarias sea mayor y por lo tanto el superávit primario no pueda llegar al 0.4 por ciento del PIB, “lo que es preocupante debido a que es uno de los parámetros que se toma en cuenta a la hora de evaluar la calificación de la deuda soberana de México”, apunta el centro de estudios económicos.