Economía

Latinos prefieren invertir en bienes raíces

Para los inversionistas en América Latina, los bienes raíces equivalen al 27.6 por ciento de su portafolio, esto de acuerdo al reporte mundial sobre riqueza 2014 de la firma Capgemini y RBC Wealth Management.
Leticia Hernández
13 noviembre 2014 2:8 Última actualización 13 noviembre 2014 7:56
Casa

Los inversionistas latinoamericanos buscan los bienes inmuebles y después la renta fija. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- En la asignación de inversiones a nivel mundial la tenencia de efectivo continúa con el mayor peso en la cartera de los Individuos con Elevada Riquez Neta (HNWI), al representar el 26.6 por ciento del total y en segunda posición está la inversión en renta variable.

Sin embargo, la composición de portafolios de los inversionistas latinoamericanos difiere ya que en segundo término buscan los bienes inmuebles, después la renta fija, las inversiones alternativas y con la menor proporción asignan activos al mercado de renta variable.

Los bienes raíces significan el 27.6 por ciento del total de la cartera de los inversionistas que radican en América Latina y las posiciones en renta variable significan apenas el 11.7 por ciento del total comparado con el 32.5 por ciento que representan en el portafolio de los HNWI en América del Norte.


De acuerdo con el reporte mundial sobre riqueza 2014 de la firma de análisis Capgemini y RBC Wealth Management, mantener posiciones en efectivo continúa siendo la tendencia que predomina a nivel mundial en la cartera de la población con elevada riqueza neta (HNWI), con un 26.6 por ciento de los activos ubicados, seguida de la inversión en mercados accionarios con un 24.8 por ciento.

Sin embargo, en el último año, las inversiones alternativas y en renta fija fueron las que mostraron un repunte a diferencia del resto de las opciones para asignar flujos por los inversionistas con alto patrimonio.

El reporte señala que los individuos de muy alto patrimonio lideran un cambio de preferencias que favorecen al crecimiento de la riqueza en detrimento de su preservación. De igual forma, han incrementado sus inversiones internacionales.

La asignación de las inversiones en 2014 reflejó la reducción de la atención prestada a la preservación de la riqueza. Aunque el efectivo continúa siendo el activo con mayor peso en las carteras de los HNWI, la asignación a esta clase de activo se redujo en 1.6 puntos porcentuales con respecto a la cifra de un año atrás, hasta quedar en 26.6 por ciento.

La suma de asignaciones a efectivo y renta variable se redujo 2.8 puntos porcentuales al 51.5 por ciento, frente al 54.3 por ciento en 2013.