Economía

La roya se ‘come’ a la industria del café
en México

Ante la negativa de las autoridades de atender el problema
de la roya en estados como Chiapas, Veracruz y Guerrero, los productores de café podrían tener pérdidas mayores a los siete
mil millones de pesos tan sólo al cierre del actual ciclo.
Héctor Chávez
21 junio 2015 22:9 Última actualización 22 junio 2015 5:0
Café

La roya ha afectado la producción de café en estados como Chiapas, Guerrero y Veracruz. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- La caída en la producción de café como consecuencia de la roya provocará una merma en el ingreso de los productores mexicanos superior a los siete mil millones de pesos tan sólo al cierre del presente ciclo cafetalero, en donde la cosecha difícilmente alcanzará tres millones de sacos.

A pesar de que los gobiernos de Chiapas, Oaxaca, Veracruz y Guerrero solicitaron a la Sagarpa que se declarara una situación de emergencia y se tomaran medidas extraordinarias para enfrentar los daños por la roya del café, la dependencia federal decidió no declarar la emergencia con el argumento de que este hongo está presente desde hace décadas.

Sin embargo, se estima que en los dos últimos ciclos se ha reducido la producción de Chiapas, el estado con mayor obtención en el país, en alrededor de 50 por ciento.


De acuerdo con Fernando Celis, de la Coordinadora Nacional de Organizaciones Cafetaleras, en dos cosechas se tendría una pérdida de unos 2.7 millones de sacos, que serían 3.5 millones de quintales.

Lamentó la indiferencia de las autoridades federales ante este problema y aseguró que el Senasica se “lava las manos” y dice que no les asignaron recursos para enfrentar con un plan nacional la roya.

“Desde 2012, que se detectó la situación de la nueva roya en el Soconusco, debió haberse hecho una campaña masiva de información y capacitación a los productores; se han perdido dos años y medio y no existe todavía un plan nacional pese a la insistencia de los productores”.

Advirtió que la roya sigue presente y puede expandirse aún más en Veracruz y Puebla; “buena parte de los productores no están preparados y no tienen recursos suficientes para su control”, asegura.

Actualmente las mayores lluvias y clima más fresco en Veracruz y Puebla retrasaron las floraciones por lo que se podría tener una cosecha todavía menor para el ciclo 2015-16, con lo que se ampliarían las pérdidas de los productores.