Economía

La relación oro-petróleo se invierte con la amenaza de deflación

El lingote de oro tiene su mejor comienzo de año desde 1980, a la par el precio del petroleo tiene su peor desempeño desde 2009.
Bloomberg
24 enero 2015 19:46 Última actualización 25 enero 2015 5:0
Oro (Bloomberg)

Oro (Bloomberg)

La relación del oro con el petróleo ha quedado patas para arriba.

Los inversores que habían visto poco valor en el metal el mes pasado, en tanto la caída de los costos de la energía frenaba la inflación, han empezado a comprar en enero mientras el crudo sigue bajando.

El lingote tiene su mejor comienzo de año desde 1980 mientras que el West Texas Intermediate (WTI) se cotiza cerca del nivel más bajo desde abril de 2009. La correlación entre las dos materias primas, que llegó al nivel más alto en 16 meses en diciembre, ahora es la más débil en cinco meses.


El giro radical refleja un cambio de foco de los inversores, que pasan de centrarse en los beneficios del combustible barato a hacerlo en el riesgo de una deflación nociva para la economía.

El costo del petróleo está tan bajo que los compradores de oro están buscando una protección contra una caída prolongada de los precios al consumidor.

También se preparan para la volatilidad monetaria que podrían causar las medidas de estímulo en tanto las autoridades de Europa y Asia buscan la manera de reactivar el crecimiento. Si bien Estados Unidos está creciendo, el Banco Mundial dice que esto no bastará para dar impulso a las economías de otros países.


“Es evidente que el posible trastorno que podría ocasionar al mercado la caída de los precios del petróleo está llevando a la gente hacia el oro”, dijo telefónicamente el 14 de enero Quincy Krosby, estratega de mercado de Prudential Financial de Newark, Nueva Jersey, firma que administra más de un billón de dólares en activos.

“La preocupación por la inestabilidad política de la caída del precio del petróleo y los intentos de inducir inflación están ayudando al oro. Algunos de mis inversores se están pasando al oro”.

ALZA DE ENERO

Los futuros de oro treparon 9.9 por ciento en enero, a mil 301.40 dólares la onza, en el Comex de Nueva York, encaminándose al mayor aumento mensual en tres años.

El mayor atractivo de los activos de refugio hizo subir los futuros de plata en Nueva York un 18 por ciento este mes, metal que también tiene el mejor comienzo de año desde 1974. Al mismo tiempo, el crudo WTI bajó 12 por ciento, mientras que el Índice Commodity de Bloomberg de 22 materias primas descendió 2.4 por ciento.

El oro podría aumentar a mil 420 dólares para fines de 2016 ante la creciente demanda física, dijo Australia New Zealand Banking Group el 17 de diciembre. Standard Chartered prevé que el metal llegará a mil 320 dólares en el cuarto trimestre conforme se diluya la fortaleza del dólar, de acuerdo con un informe del 20 de enero.

Los activos mundiales en productos que cotizan en bolsa respaldados por el metal se encaminan al primer aumento mensual desde julio. El abierto interés en los futuros y opciones de Nueva York está en el punto más alto en ocho semanas, y los gerentes de carteras aumentaron su posición alcista neta más que nunca desde agosto.