Economía

Arranca operaciones una nueva franquicia de venta de gasolinas en el país

Mérida y Campeche son las dos entidades que, por primera vez en casi 75 años, tendrán servicio de gasolina de estaciones que no sean de la marca Pemex.
Sergio Meana
06 junio 2016 13:46 Última actualización 07 junio 2016 5:5
 [El consumo total de la gasolina Magna fue de 85% / Bloomberg] 

En los próximos días buscarán abrir 25 unidades con los distintos grupos que los conforman. (Bloomberg)

La Gas, una nueva franquicia de estaciones de servicio, inició ayer operaciones con la apertura de sus primeras dos gasolineras en Mérida y Campeche.

Con ello, por primera vez en casi 75 años se tendrá servicio de gasolina en las calles de México de estaciones que no sean de la marca Pemex.
La Gas es un sistema de franquicias en el que están reunidos cinco grupos gasolineros Corpo Gas, Grupo Enerkom, Hidrosina, Lodemo Red y Corporativo GES.

La marca comercializará combustible de Pemex y busca diferenciar sus estaciones con servicios adicionales como baños limpios, restaurantes, un monedero electrónico y planes de fidelidad.

En los próximos días buscarán abrir 25 unidades con los distintos grupos que los conforman.

Emilio Loret de Mola, director general de Grupo Lodemo, señaló que con esta apertura el empresariado mexicano muestra que está listo para competir contra las grandes marcas extranjeras.

“Queremos estar en concordancia con la ola que viene, primero son las marcas, luego la calidad y la tercera ola que viene es la de liberación de precios”, declaró.

En la misma conferencia de prensa Jorge Lavalle, senador por el PAN e integrante de la Comisión de Energía, dijo que la posibilidad de liberalizar los precios antes de lo previsto -enero de 2018- es real e incluso se discutirá antes de agosto en el Senado.

Este mismo lunes uno de los grupos integrantes, Hidrosina, informó por separado que quitará la marca Pemex en 20 de sus estaciones, una de las cuales fue inaugurada hoy en Avenida Paseo de la Reforma.
Si bien los banners y espectaculares de estas estaciones son de marcas ahora privadas, las bombas y el combustible seguirá siendo de Pemex.