Economía

La corrupción está en todos lados: Murillo Karam

Durante su encuentro con legisladores federales en torno al caso de Oceanografía, el fiscal señala que la corrupción “no es patrimonio de ningún partido político” y que se actuará con prudencia y responsabilidad.
Víctor Chávez
10 marzo 2014 22:24 Última actualización 10 marzo 2014 22:32
PGR

Mi concepto de justicia es que hay que detener a los culpables, comenta el titular de la PGR. (Cuartoscuro)

El procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, dijo a los partidos políticos de izquierda que la corrupción “no es patrimonio de ningún partido político”, ya que –resaltó- “hay corrupción en todos lados y no culpo sólo a algún partido”.

Por su parte, el director general de Pemex, Emilio Lozoya Austin, pidió a la izquierda que su acusaciones de corrupción “no se queden en el discurso” y que “presenten las denuncias correspondientes”.

Al comparecer ante la Cámara de Diputados, ambos funcionarios federales explicaron que el caso de la empresa Oceanografía –que fue favorecida por Pemex con cientos de contratos durante los gobiernos panistas de Vicente Fox y Felipe Calderón- se encuentra bajo una rigurosa investigación, que está en proceso y que se actuará con prudencia y responsabilidad.

Murillo Karam anotó: “Desde que llegué a la Procuraduría -lo dije en el pleno cuando me despedí aquí- que iba no buscando ni viendo colores, no buscando ni viendo consignas, y que iba a buscar lo que es mi concepto de justicia”.

Mi concepto de justicia es que hay que detener a los culpables, pero también hay que no permitir que los inocentes sean afectados. Creo que por las detenciones que ha habido en el periodo que he sido procurador, puedo dejar plenamente sentado que no veo colores, que quienes han sido detenidos forman parte de todos los partidos y que no están detenidos por ser parte de ningún partido, sino por haber cometido conductas que están tipificadas como delitos en la ley, y eso es sólo lo que ve el procurador”.

Añadió que “yo no puedo actuar simple y sencillamente en función de un rumor o en función de una denuncia infundada. Tengo que actuar en función de hechos concretos, de hechos que me hagan sentir, como Ministerio Público, que existe una afectación a la sociedad”.