Economía

Pemex migra dos campos
a producción compartida

Concebido para acelerar el desarrollo de campos que optimicen el factor de recuperación y aumenten la producción, se espera que, gracias a este en el período 2020-2023, Pemex triplique la producción de 30,000 a más de 90,000 barriles diarios.
Sergio Meana
02 mayo 2017 18:10 Última actualización 03 mayo 2017 4:50
Etiquetas
Sonda campeche

Sonda Campeche

Pemex Exploración y Producción firmó con la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), el contrato para la extracción de hidrocarburos bajo la modalidad de producción compartida en aguas someras para las áreas contractuales Ek y Balam, ubicada en la Sonda de Campeche.

Antes de la Reforma Energética no existía este tipo de contrato en México, para el cual se estima una inversión superior a los cinco mil millones de dólares para los próximos años,las utilidades serán compartidas por Pemex y el Estado mexicano a través de la CNH.

Para Luis Miguel Labardini, analista de Marcos y Asociados, esta operación pone un antes y un después en la historia de la petrolera.
“Es un gran parteguas porque es la primera migración que hace Pemex sola, es decir, es el primero de muchos campos, que van a migrar al nuevo régimen”, declaró.

De acuerdo con la Cláusula 15.2 del Contrato, como parte de las contraprestaciones, el Estado recibirá el 70.5 por ciento de la utilidad operativa.

El pago al Estado, de hecho, es una razón para hacer la migración al nuevo esquema, agregó.

“Coloca a Pemex como un operador más dentro de una industria en términos también de las regalías... el régimen anterior todavía arrastra la carga de un esquema monopólico.

“El régimen de contratos de exploración y producción con la CNH lo que va a hacer es crear un ambiente competitivo, en general se trata ya de condiciones de mercado para Pemex”, señaló.

Los campos Ek y Balam están localizados a 85 kilómetros de Ciudad del Carmen, Campeche, y explicó que la migración le da mayor flexibilidad a Pemex para elegir a algún socio en el futuro.

Ek y Balam reúnen cerca de 500 millones de barriles de petróleo en reservas 2P (probadas y probables) de hidrocarburos. Se estima que consigan una producción de más de 90 mil barriles diarios de petróleo en los siguientes cinco años.