Economía

KIA demanda mayor intervención del gobierno federal

KIA exigirá al gobierno federal que intervenga para solucionar el diferendo que mantiene con el estado de Nuevo León y pueda poner en marcha su planta en Pesquería, la cual es vital para el desarrollo de la empresa en Estados Unidos.
Oliver Tapia
29 marzo 2016 23:24 Última actualización 30 marzo 2016 12:43
KIA presentó en el International Auto Show de Nueva York el nuevo Cadenza. (Especial)

KIA presentó en el International Auto Show de Nueva York el nuevo Cadenza. (Especial)

En el marco de la visita de la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, a México la próxima semana, KIA demanda una mayor intervención del gobierno federal ante el diferendo que mantiene con el estado de Nuevo León por la planta que construye en Pesquería.

“Lo que te puedo decir es que de parte de KIA sí quisiéramos un mayor involucramiento (del gobierno federal)”, dijo a El Financiero Manuel de la Torre, consejero general y director de Relaciones Institucionales de la armadora coreana en México, quien reconoció que lo hecho hasta ahora “es lo que se puede hacer”.

“Esperemos que la parte del gobierno federal que está al tanto y pendiente de todas estas negociaciones, en un momento pudiera hacer un esfuerzo adicional para tratar de destrabar el tema”, subrayó.


KIA y el gobierno de Nuevo León mantienen un diferendo debido a que el estado exige una renegociación del acuerdo que la armadora firmó con la administración anterior.

Al ser consultada al respecto, la Secretaría de Economía declinó opinar.

¿Por qué KIA necesita que entre en funciones la planta en NL?

De la Torre destacó que la entrada en operación de la planta en México, que inicialmente fabricaría 300 mil autos el primer año, es vital para el desarrollo del mercado en Estados Unidos.

“Para Estados Unidos, el que la planta de Pesquería pueda producir al 100 por ciento es básico”, afirmó.

La razón: el modelo Forte. En 2015, sólo en Estados Unidos se vendieron 78 mil 919 autos de este tipo, un aumento de 13.8 por ciento con relación a 2014.

La planta en Nuevo León, producirá inicialmente 300 mil autos al año, todos de ese modelo compacto, al menos en su primera etapa. De esa cifra, 80 por ciento será para exportación, más de la mitad con destino en Estados Unidos.