Economía

Juicios largos implican cierre de firmas

En estados norteños y del Bajío se registró el mayor número de cierres de 2 mil Mipymes en 2015 que enfrentaron juicios laborables extensos y que no pudieron pagar debido a su pequeña estructura jurídica, detalló la Canacintra.
Zenyanzen Flores
08 mayo 2016 22:27 Última actualización 09 mayo 2016 5:0
pyme

Los principales cierres de esas firmas fueron en estados norteños. (Cuartoscuro)

En 2015 cerraron dos mil micro y pequeñas empresas (Mipymes) en el país debido a que enfrentaron juicios laborales largos y caros que no pudieron pagar debido a su débil estructura jurídica y financiera, señaló Raúl Rodríguez, vicepresidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra).

“Sólo en los agremiados de la Canacintra en el año pasado tuvimos cerca de 2 mil casos de pequeñas y micro empresas en donde tuvieron que cerrar al emitirse un laudo laboral en su contra o porque la empresa no tenía recursos suficientes para pagar y entonces tuvieron que cerrar operaciones”, apuntó en entrevista.

Los principales cierres de esas firmas fueron en estados del norte del país, sobre todo en Coahuila, Durango y Zacatecas, y en la zona del Bajío en entidades como Guanajuato y Michoacán, en tanto, donde hubo menos casos de pequeños negocios “quebrados” fueron en Tabasco y Chiapas.

Los sectores económicos de las Mipymes que tuvieron que bajar la cortina fueron el área de metal-mecánico y la industria de alimentos, que es de los sectores más grandes dentro del organismo, y a nivel regional se identificó que la fabricación de muebles fueron áreas que concentraron el mayor cierre de negocios.

“Son empresas del estrato micro y pequeño que ante su debilidad y estructura de costos no tuvieron manera de defenderse, ahora, con la reforma constitucional que pretende eliminar las Juntas de Conciliación y Arbitraje para que los juicios se vayan al Poder Judicial tendrán mayor fortaleza y van a ser menos vulnerables con la nueva forma de operar de la justicia laboral”, expresó.

Rodríguez calificó como positiva para las empresas como para el trabajador la reforma constitucional que desaparece las Juntas, pues aunque no se puede generalizar, en muchos tribunales de ese tipo a nivel federal y local existen malas prácticas que llegan a convertirse en esquemas de corrupción.

“Muchos abogados y funcionarios de las Juntas lo que buscan es alargar o extender los juicios y estos costos repercuten a la productividad de las empresas y también en la de trabajadores, ya que en algunos casos cuando hay alguna separación del trabajador, despido o algún problema, los trabajadores son los primeros afectados porque no reciben su remuneración”, dijo Rodríguez.