Economía

IP recorta de 3% a 2.1% pronóstico de crecimiento para 2015

La Coparmex señaló que la única salida para enfrentar el bajo crecimiento es reconocer el valor estratégico de las empresas por lo que se requiere impulsar políticas públicas que permitan su creación y desarrollo en el país.
Isabel Becerril
18 agosto 2015 12:17 Última actualización 18 agosto 2015 12:17
Juan Pablo Castañón Castañón, Coparmex. (Cuartoscuro)

Juan Pablo Castañón Castañón, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) (Cuartoscuro/Archivo)

El sector empresarial pidió al gobierno y a los representantes de los sectores productivos hacer mayores esfuerzos para bajar los costos a las empresas, a fin de preservar los empleos formales y generar nuevos, así como fortalecer el mercado interno y acelerar el crecimiento regional de cada una de las zonas económicas en México.

Juan Pablo Castañón Castañón, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), expresó preocupación porque este año el crecimiento será más lento de lo que se esperaba y ajustó sus pronósticos de crecimiento a la baja, de 3 a 2.1 por ciento para el cierre del año.

Aseguró que la única salida para enfrentar el bajo crecimiento es reconocer el valor estratégico de las empresas, que son el motor para reactivar la economía interna”.

En su mensaje semanal, Castañón Castañón consideró que se requiere política pública que permita facilitar la creación de más empresas y reducir costos de operación de las ya existentes. “Especialmente a las pequeñas y medianas empresas para que puedan aguantar el alza del tipo de cambio que se ha agudizado en los últimos meses”.

Se necesita, por ejemplo, eliminar trámites burocráticos que paralizan a las empresas y que significan altos costos de gestión, que no les permiten desarrollar todo su potencial para crecer al tener que destinar energía y recursos para atender la regulación, las inspecciones, los reportes que legalmente tienen que recibir y tienen que otorgar a la autoridad, agregó.

En ese contexto, apuntó que hay acciones relativamente sencillas que puede hacer el gobierno, como acelerar las devoluciones del Impuesto al Valor Agregado (IVA),para dar liquidez a las empresas, o bien que los gobiernos estatales y municipales agilicen el pago a sus proveedores, ejerciendo ya el presupuesto autorizado, de tal forma que dinamicen los mercados locales.

También apuntó que es necesario simplificar la regulación, para que la autoridad verifique el cumplimiento de las empresas de manera coordinada, que permita simplificar y quitar costos de gestión a la empresa, para que se libere la carga administrativa de las propias Pymes, que se elimine la duplicidad de trámites y regulación, que son espacios donde se puede generar la corrupción y encarece los costos.