Economía

Preocupa a IP débil mercado interno

El sector empresarial afirma que el gobierno es el responsable del pobre panorama econonómico; datos del INEGI revelan que la demanda interna se ubica en niveles mínimos.
Isabel Becerril/Tlaloc Puga
20 marzo 2014 22:58 Última actualización 21 marzo 2014 5:0
Etiquetas
 [Banxico estimó que los empleos que se generarán serán entre 450 mil y 550 mil/Bloomberg] 

La previsión de generación de empleos bajará, afirma el CCE./(Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- En el sector privado existe preocupación porque el mercado interno se encuentra deprimido y las expectativas de que se activaría quedaron rebasadas. Ahora se calcula que será hasta la segunda mitad del año cuando en México se palpe una verdadera recuperación económica.

Tal es la incertidumbre que presenta la iniciativa privada, que el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) realizó un ajuste a la baja de sus expectativas económicas para 2014; para los integrantes de la cúpula empresarial el Producto Interno Bruto (PIB) cerrará el año con un crecimiento de 3.3 por ciento, cuando a inicios del año el pronóstico era de 3.9 por ciento.

Con ese crecimiento, la generación de empleos será de unos 600 mil empleos, por debajo de los 700 mil de la previsión anterior, subrayó Gerardo Gutiérrez Candiani.

El presidente del organismo explicó que la información oficial indica que no se ha registrado un retraso en la aplicación del gasto público aprobado para este año, como ocurrió en 2013, “lo que ha fallado es que todo ese recurso que baja a las diferentes áreas operativas y estados no está fluyendo con la rapidez que necesitamos y que debería de ser.”

También advirtió que los empresarios no dejarán de analizar los impactos que la reforma fiscal causa en las compañías y, si es el caso, tratar de modificarla para generar mayor crecimiento, inversión y empleo.

SE SUMERGEN AÚN MÁS LAS PREVISIONES

El entorno económico que vive México no concuerda con diversas proyecciones de crecimiento para este año, orillando a casi todos los analistas a reducir sus estimados.

Así lo demuestran los resultados del reciente sondeo de Banamex, en el que la expectativa para el incremento del Producto Interno Bruto en 2014 se ajustó de 3.2 a 3.1 por ciento, distanciándose aún más de la visión de la Secretaría de Hacienda, de 3.9 por ciento.

Entre los participantes que decidieron actualizarse se encuentra Banorte-Ixe, reduciendo su estimado de 3.3 a 2.7 por ciento, argumentado que la desaceleración económica del año pasado se extenderá a principios de 2014.

Bank of America, BofA, igualmente se vio en la necesidad de modificar su proyección, de 4 a 3.8 por ciento, aunque todavía es de los más optimistas para este año. Multiva, Prognosis y Thorne & Associates se unieron también a esta serie de reducciones, este último lo hizo de 4 a 3.3 por ciento.

Durante la semana, el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas ajustó también su estimado, de 3.3 a 3.1 por ciento, así como American Chamber, con un tijeretazo de 3.2 a 2.5 por ciento.

DEMANDA INTERNA DETERIORADA

La desaceleración que observó la demanda local en México durante 2013 estuvo muy focalizada a los últimos meses del año.

Datos del INEGI revelaron que el consumo privado apenas creció 1.5 por ciento anual en el cuarto trimestre del año pasado, lo que implicó su menor desempeño desde finales de 2009, año en el que la crisis económica mundial se hallaba en pleno apogeo.

Al mismo tiempo la inversión disminuyó 3 por ciento anual en el periodo en cuestión, sumando dos trimestres a la baja, reflejo de la recesión por lo que atraviesa el sector de la construcción.

Dicho comportamiento se pudo compensar parcialmente por exportaciones de bienes y servicios.