Economía

IP pide al gobierno respetar acuerdo de no subir impuestos en 2016

La Concamin adelantó que negocia con la Secretaría de Hacienda la eliminación o reducción del IEPS a alimentos con alto valor calórico porque no ha funcionado para disminuir la obesidad y diabetes.
Isabel Becerril
18 agosto 2015 11:47 Última actualización 18 agosto 2015 12:12
 [Bloomberg] La inflación, tasas de interés, finanzas públicas se mantienen estables, refiere la Concamin. 

["Hacemos votos para que rinda frutos políticas públicas con enfoque social y lograr el tránsito de la informalidad a la formalidad": Concamin /Cuartoscuro / Archivo]

El sector industrial pidió al gobierno respetar el acuerdo de certidumbre tributaria de no aumentar los impuestos especiales en alimentos y bebidas, porque las medidas que se han aplicado para la disminución de la prevalencia de obesidad y diabetes no han funcionado.

Adelantó que la industria negocia con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para que se reduzca o elimine la tasa del Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS) a alimentos de alto valor calórico y bebidas edulcorantes, que empezó a aplicarse con la entrada en vigor de la reforma fiscal de 2014 y fue del 8 por ciento.

En conferencia de prensa, Manuel Herrera Vega, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), adelantó que la industria está armando su propia propuesta fiscal que presentará en breve a las autoridades, donde se están buscan incentivos para algunas actividades fabril. "no hemos terminado de estructurar nuestra propuesta porque nos siguen llegando planteamientos de los diversos sectores, pero ya hay propuestas, por ejemplo de la rama minera".

Insistió que el gobierno no debe incrementar o crear nuevos gravámenes a los sectores industriales y menos al de alimentos y bebidas.

En ese mismo contexto, dijo que con la aplicación del IEPS del 8 por ciento a alimentos, la industria chocolatería se vio en la necesidad de incrementar el precio de su producto en 10 por ciento en 2014 y hoy diversas empresas se encuentran en una situación complicada y cada vez se incrementa el riesgo de que cierren.

Por su lado, la industria re fresquera presentó una disminución de 2.5 por ciento en sus ventas el año pasado, producto de la aplicación del IEPS del 8 por ciento.

En tanto, la inflación de refrescos envasados fue de 15.35 por ciento a partir de la entrada en vigor del IEPS, además de que la recaudación de bebidas azucaradas provino en un 63.7 por ciento de los hogares de niveles socioeconómicos bajos, entre los cuales los hogares en situación de pobreza pagaron el 37.5 por ciento del total del impuesto.

Herrera Vega anotó que las propuestas de políticas públicas y legislativas restrictivas en materia fiscal hacia un determinado alimento o bebida no generarán cambios de hábito ni conductas y esto no se traducirá en la disminución del problema de sobrepeso y obesidad que se enfrenta en el país.