Economía

Intentos de la Fed de impulsar la inflación comienzan a dar resultados

La perspectiva de la inflación en Estados Unidos ha aumentado desde mínimos poscrisis y Janet Yellen da señales de estar dispuesta a dejar que la economía de los Estados Unidos se caliente antes de volver a aumentar las tasas de interés.
Bloomberg
12 abril 2016 20:16 Última actualización 12 abril 2016 20:38
Consumo en Argentina. (Bloomberg)

Consumo en Argentina. (Bloomberg)

Cuando se trata de inflación, los operadores de bonos están finalmente comenzando a escuchar a la Reserva Federal.

Luego de tratar de convencer a los inversores -y fallar en su intento- de que la pronunciada disminución de la inflación en los 12 últimos meses fue simplemente una irregularidad de corto plazo, la Fed ahora se los está ganando.

Desde mediados de febrero, la perspectiva de los aumentos de precios al consumidor ha aumentado desde mínimos poscrisis, en tanto el petróleo repunta y la presidenta Janet Yellen da señales de estar dispuesta a dejar que la economía de los Estados Unidos se caliente antes de volver a aumentar las tasas de interés. Según un cálculo, las expectativas del mercado subieron el mes pasado a su mayor nivel desde 2011.

Acertar es crucial. Algunos economistas dicen que la Fed está jugando con fuego porque la línea entre incentivar lo suficiente y demasiado es muy delgada, y la historia muestra que una vez que los precios al consumidor comienzan a subir seriamente, son difíciles de dominar.

Sin embargo, al menos por ahora, los inversores confían en que Yellen mantendrá las cosas en su lugar. No demandan mayores compensaciones por poseer bonos del Tesoro de los Estados Unidos a largo plazo, que pierden más valor que la deuda a menor plazo cuando la inflación aumenta, y los rendimientos a 10 años han caído desde que la Fed aumentó las tasas en diciembre.

La Fed “podría haber alineado finalmente suficientes cosas como para que esto suceda”, dijo Mark MacQueen, uno de los fundadores de Sage Advisory Services Ltd., que administra 12 mil millones de dólares en Austin, Texas. “El mercado está acertado al anticipar una inflación más alta en lugar de una más baja”.

META DE LA FED

La Fed ha estado tratando de llevar nuevamente la inflación a su meta declarada de 2 por ciento desde mayo de 2012, tasa que, según el banco central, ayudará a la expansión estadounidense al impulsar el crecimiento de los salarios y el gasto de los consumidores. Ese esfuerzo se fue debilitando en los últimos 12 meses en tanto la caída de los precios del petróleo, las preocupaciones de deflación en Europa y Japón y un dólar más fuerte conspiraron para mantener baja la presión sobre los precios en Estados Unidos.

Esas preocupaciones llevaron a algunos en el mercado de bonos a cuestionar si la inflación se acercaría alguna vez a la meta de la Fed.

Pero esto ha comenzado a cambiar. Mientras que una gran razón ha sido el repunte en los precios de las materias primas, también hay señales de que las políticas de dinero fácil de la Fed –tasas cercanas a cero y billones de dólares en compras de bonos– están funcionando finalmente para impulsar los precios. Sin incluir los costos volátiles de los alimentos y la energía, los precios al consumidor aumentaron 2.3 por ciento en febrero con respecto al mismo mes del año anterior. Este es el mayor avance en más de siete años, según datos compilados por Bloomberg.

: