Economía
entrevista
Andrés Ochoa Bünsow, Socio Administrador Nacional de Baker & McKenzie México

Inseguridad merma
la confianza de inversionistas: 
Andrés Ochoa

Aunque la inseguridad en México no es factor determinante para las inversiones de una empresa, no ayuda a que éstas lleguen al país; si tienen otras opciones, elegirán otros mercados para enfocar su capital, aseguró Andrés Ochoa Bünsow.
Leticia Hernández
13 noviembre 2014 1:7 Última actualización 13 noviembre 2014 5:5
Andrés Ochoa

Sucesos recientes no ayudan a que las empresas vengan con confianza, afirmó Andrés Ochoa Bünsow. (Braulio Tenorio)

CIUDAD DE MÉXICO.- El tema de la seguridad en México es una situación con menor impacto en las decisiones de inversión de empresas ya establecidas en el país, pero puede llegar a mermar la confianza en el extranjero en sus planes por arribar al país, comentó Andrés Ochoa Bünsow, socio administrador nacional de Baker & McKenzie México, firma con más de cinco décadas de operación en el país, con un equipo de 300 profesionistas en sus cinco oficinas en ciudades como Tijuana, Ciudad Juárez y Monterrey.

El dinamismo en los sectores de energía, infraestructura y telecomunicaciones ya se palpa al interior de la actividad de Baker & McKenzie y ante un “inusual” volumen de actividad, la firma tomó acciones estratégicas para fortalecer sus prácticas de energía, fusiones y adquisiciones, banca, mercados de capitales y bienes raíces e infraestructura.

___¿Representa la seguridad un reto para atraer inversiones al país?
___ En México hay muchos retos, pero a lo largo de 53 años de operación hemos visto cómo se han superado. En este momento se ve el tema de seguridad como una preocupación. Nosotros hemos mantenido oficinas en plazas muy exitosas como Ciudad Juárez, Tijuana, Monterrey y hemos visto que ante un panorama gris desde el punto de seguridad, las grandes empresas siguen invirtiendo en su negocio, porque saben operar en condiciones que no necesariamente son las óptimas.

Sin embargo, no podemos negar que desde el extranjero, sucesos recientes no ayudan a que las empresas vengan con confianza, muchas lo hacen pero hay otras que si tienen otras alternativas, optan por elegir otros mercados para enfocar su capital.

___¿Cuáles son sus perspectivas sobre el país?
___ Se habla mucho del “Momento de México”, y me parece un cliché. Lo importante es que vemos un rumbo definido para nuestro país, muy promisorio para hacer negocios. Se van a dar niveles crecientes de desarrollo económico y le estamos apostando a ello. Estamos invirtiendo en nuestro país porque sentimos que tenemos que dar el apoyo jurídico a las grandes empresas e instituciones que igualmente le están apostando a nuestro país. Tenemos que tener mucha confianza.

Sobre la implementación de las reformas hay muchos detalles, hay que estar pendientes de que se hagan las cosas bien, pero en términos generales vemos que lo que se ha hecho hasta ahorita no es bueno, sino extraordinario.

___ ¿Cómo enfrenta Baker & McKenzie este nuevo entorno?
___ Es un momento importante para la firma por el ingreso de un equipo encabezado por Carlos Valencia, que viene a robustecer prácticas con las que ya contábamos en México pero en las que vemos mucha oportunidad de crecimiento. Nuestras distintas prácticas transaccionales están más ocupadas que nunca, principalmente las área de energía, gas y petróleo, electricidad e infraestructura.

Vimos que a nivel nacional el año pasado las adquisiciones en el sector energía representaron apenas el 13 por ciento, un porcentaje relativamente bajo porque pensamos que había una espera no sólo por la aprobación de las reformas, sino que se emitiera toda la legislación secundaria que para efectos de planeación de las empresas es vital. En este año se ha incrementado de manera importante la actividad en este sector ya con la certeza.

Hay distintos factores que inciden en la actividad de fusiones y adquisiciones en cada una de las industrias, por ejemplo, el año pasado hubo mucha actividad en el sector inmobiliario apoyado por las Fibras y este año transciende al sector energía porque se genera actividad en otros sectores como infraestructura.

Sin embargo nuestra estrategia no se da a raíz de las reformas estructurales, nosotros creemos en México y hemos venido invirtiendo en nuestro crecimiento durante ya hace varios años. Superada la mega crisis, la aprovechamos para reenfocar nuestras prioridades de inversión en las distintas áreas de práctica. Tenemos una gama muy amplia de servicios jurídicos y fiscales que pueden requerir las grandes empresas que operan en México, pero nos enfocamos en prácticas en donde vemos más oportunidad: fusiones y adquisiciones, mercados de capital, área de telecomunicaciones y en el sector Infraestructura. Este grupo que se incorporó viene a fortalecer prácticas que de momento no nos damos abasto.

___ ¿Qué representó encabezar una transacción como la de Alliance Boots?
___ Fue exactamente el tipo de transacciones en las que tenemos una ventaja única. Tenemos por lo menos 18 oficinas en Latinoamérica y no hay ninguna otra firma de servicios jurídicos con ese alcance. En una transacción de esta envergadura, en la que una empresa importante como Alliance Boots lleva a cabo esta transacción no sólo para entrar al mercado farmacéutico mexicano o chileno, sino que lo ven como su primera incursión desarrollando una estrategia regional en Latinoamérica.

La operación tenía elementos que incidían en distintos países, en Chile, Perú, Brasil, México y Alliance Boots basada en Inglaterra, tenía aspectos de derecho inglés, cuestiones en Estados Unidos; en todos esos países tenemos presencia y encabezando yo esa transacción por ejemplo, no me costaba trabajo inmediatamente contar con los recursos que requeríamos en esas jurisdicciones. Fue una operación compleja y desde el punto de vista jurídico, fascinante.

___ Entre una reestructura y una fusión y adquisición, ¿cuál es el área en donde el marco legal o regulatorio se puede mejorar?
___ La realidad de las cosas es que cada transacción es diferente y la función del abogado es precisamente tomar el marco legal como en transacciones transfronterizas, en donde hay que tomar la legislación de varios países y armar un marco jurídico ex profeso o dedicado a la transacción misma.

Los contratos que se elaboran tienen que prever esa situación porque no puede uno depender del marco legal, sino que lo tiene que aplicar a la situación concreta y ahí está el reto. El ideal que se busca es que a través de un proceso íntegro de negociación y formalización de los acuerdos, se prevean todas las posibles circunstancias y no se dejen huecos que después puedan llevar a un conflicto, situaciones que no estén bien definidas y luego las tenga que definir un juez. Eso no conviene a nadie. Se debe crear un marco de equilibrio jurídico entre las partes para llevar a cabo una transacción exitosa.

___ ¿En qué parte del proceso descansa alcanzar los objetivos de una fusión o adquisición?
___ La integración post-compra es una parte importantísima de una transacción. Nosotros tenemos a todo un equipo dedicado a la integración posterior porque está uniendo a dos organizaciones muy distintas y tienes que embonarlas desde distintos aspectos, operativos, jurídicos, financieros. Nuestro servicio no termina el día que se paga el precio, siempre surgen cuestiones inesperadas que el contrato tiene que prever cómo se van a manejar.

___ ¿Cómo ha evolucionado la práctica de asesoría legal corporativa?
___ Hoy en día está regido por la especialización, el abogado todólogo es un dinosaurio en vías de extinción, tiene que especializarse no sólo por materia jurídica, sino por industria o sector, farmacéutico, automotriz, energético, etc.

No podemos negar que desde el extranjero, sucesos recientes no ayudan a que las empresas vengan con confianza