Economía

Ingresos por remesas superan valor de exportación petrolera

Durante 2014 y 2015, el ingreso a México de remesas registró una recuperación significativa, luego de varios años de debilidad, precisó Jesús Cervantes, gerente de Estadísticas Económicas y Coordinador del Foro de Remesas de América Latina y el Caribe.
Jeannette Leyva
22 noviembre 2015 21:36 Última actualización 23 noviembre 2015 8:17
peso dolar (Bloomberg)

peso dolar (Bloomberg)

El ingreso neto por remesas fue equivalente al 120 por ciento del valor de las exportaciones de petróleo crudo en los primeros nueve meses del año y si se compara el periodo enero-agosto fue equivalente al 134 por ciento del ingreso por viajeros internacionales así como al 297 por ciento del ingreso neto por viajeros internacionales.

También, en el primer semestre de 2015 el ingreso neto por remesas fue equivalente al 85 por ciento de la entrada de recursos al país por inversión extranjera directa.

Jesús Cervantes, gerente de Estadísticas Económicas y Coordinador del Foro de Remesas de América Latina y el Caribe en el Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (CEMLA), explicó que durante 2014 y 2015 el ingreso de México por remesas ha registrado una recuperación significativa, luego de varios años de debilidad.

Pese a esa mejoría las remesas todavía se mantienen por debajo del pico alcanzado en 2007 de 26 mil millones de dólares. Durante 2014 el ingreso de México por remesas familiares alcanzó 23 mil 647 millones de dólares, monto equivalente a 1.8 puntos porcentuales del PIB y en los primeros nueve meses de 2015 las remesas presentaron un incremento anual de 5.9 por ciento, explicó.

Sin embargo, el crecimiento anual que en 2015 ha registrado el ingreso de México por remesas familiares ha sido más significativo al medirlo en pesos constantes, es decir, en poder de compra de los hogares receptores, aseguró ya que en el periodo enero-septiembre si bien el incremento de ese ingreso resultó de 5.9 por ciento medido en dólares, en pesos fue de 22.5 por ciento.

“Tal diferencia se ha originado por una depreciación en ese periodo del tipo de cambio del peso mexicano que no se ha transmitido a los precios en México”, dijo.