Economía

Infraestructura, el posible cuello de botella de México en TPP

Para analistas, los dos años en que entrará en vigor el Tratado de Asociación Transpacífico deben de ser aprovechados por México para fortalecer su infraestructura de transporte y logística que podrían ser el cuello de botella del país.
Valente Villamil
03 febrero 2016 22:37 Última actualización 04 febrero 2016 10:4
 [La dependencia tenía contemplado un programa de construcción y modernización carretera para 685.8 kilómetros, de los cuales, sólo se alcanzaron 398.8 al cierre de noviembre / Cuartoscuro]

La infraestructura carretera debe ser una prioridad, comentaron analistas. (Cuartoscuro)

Mientras el Tratado de Asociación Transpacífico (TPP) entra en vigor en aproximadamente dos años, expertos de diversos sectores advirtieron que México debe aprovechar este tiempo para fortalecer su infraestructura de transporte y logística que podrían ser el cuello de botella del país.

Incluso, el costo de logística y transporte total de los productos mexicanos, según la naviera Maersk, es de 20 por ciento, mientras que en países como Singapur o Nueva Zelandia, que también forman parte del TPP, es de la mitad, es decir de 10 por ciento.

“Lo que necesitamos es hacer mucho más eficiente la red intermodal en tren principalmente que es un medio mucho más barato”, dijo Oscar Frías de la naviera Maersk Line.

muestra rezago

Si bien la infraestructura carretera debe ser un prioridad, el director de Maersk Line para México y América Central, Mario Veraldo, reconoció que en puertos, México está preparado para satisfacer el comercio que pueda generarse.

“El problema te lo encuentras cuando vas a pasar un contenedor de un puerto a por ejemplo la ciudad de México”, dijo Veraldo.

PROGRAMA DE INFRAESTRUCTURA

En entrevista telefónica desde Nueva Zelanda, donde participó junto con de sus 11 homologos en la firma del TPP, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, reconoció que el reto para México será invertir y mejorar la infraestructura.

“Es claro que el país se enfrenta a crear la mejor logística posible para poder integrar cadenas de valor, el abrir esta puerta de nueva estrategia de integración, nos obliga justamente a invertir en infraestructura, en productividad y puertos” y añadió que esa necesidad ya se encuentra incluida en el programa de Infraestructura Nacional anunciada por el Presidente (Peña Nieto), que impacta en varios sectores, incluyendo la expansión de puertos y aeropuertos.

Argenis Bauza, especialista en comercio exterior de KPMG consideró que desarrollar las cadenas de suministros deberá ser un punto que los empresarios deben tener en mente.

“Hay que reconfigurar proveeduría, reconfigurar cadena de suministros y ver las nuevas oportunidades”, advirtió. “(Dos años) suena como un tiempo largo, pero la verdad que es corto para prepararse en todo lo que posiblemente haya que cambiar”.

Además, entre los puntos que México debe de trabajar más, según Bauza, está prepararse para el nuevo tipo de consumidor de la región Asia-Pacífico que surgirán en países firmantes como Malasia, Singapur y Vietnam.

El acuerdo comenzó a gestarse el 2 de diciembre del 2012, con el inicio de las negociaciones entre Canadá, Estados Unidos, México, Perú, Chile, Japón, Vietnam, Malasia, Singapur, Brunei Darussalam, Australia y Nueva Zelandia. Representa el 36 por ciento del PIB mundial y el 25 por ciento del comercio global.