Inflación 'tira' al salario contractual a su peor nivel en 21 años
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Inflación 'tira' al salario contractual a su peor nivel en 21 años

COMPARTIR

···
Economía

Inflación 'tira' al salario contractual a su peor nivel en 21 años

Luego de dos años de una mejora en el poder adquisitivo de los trabajadores mexicanos, en 2017 el salario contractual registró una caída de 1.47%, de acuerdo con información de la Secretaría del Trabajo.

Zenyazen Flores
11/01/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El alza reportada por los precios durante 2017, ‘tiró’ al salario contractual a su peor nivel de poder adquisitivo en más de dos décadas, opacando los incrementos salariales otorgados.

El salario contractual registró una caída de 1.47 por ciento en términos reales, lo que representa la pérdida de poder adquisitivo más pronunciada desde 1996, cuando la reducción del salario fue de 10.65 por ciento, reportó este martes la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

La caída en el poder adquisitivo del salario contractual en 2017 se da luego de que en 2015 y 2016 la baja inflación y la política de desindexación del salario mínimo ayudaron a que el bolsillo de los trabajadores tuviera una recuperación de poder de compra.

En 2017, el salario contractual tuvo pérdida de poder adquisitivo a pesar de que los patrones y sindicatos negociaron aumentos salariales nominales por arriba del 5 por ciento.

Los datos de la STPS indican que el aumento nominal promedio durante el año pasado fue de 4.4 por ciento, pero hubo meses como junio, julio, septiembre, noviembre y diciembre en los que éste superó el 5 por ciento, julio fue el mes con el incremento nominal más alto de 5.8 por ciento.

El número de revisiones salariales totales fue de 8 mil 483, un incremento de 6.3 por ciento en las revisiones, respecto de 2016.

Los trabajadores implicados en esas negociaciones fueron 2 millones 288 mil 17, que es un aumento de 1.3 por ciento, respecto del número de trabajadores implicados en 2016.

,