Economía

Primera quincena de julio registra la inflación más baja desde 1988

La inflación anual se ubicó en 2.76%, cifra que enmarca la inflación de menor cuantía para el Índice Nacional de Precios al Consumidor desde al menos 1988, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).
Thamara Martínez
23 julio 2015 8:36 Última actualización 23 julio 2015 11:15
Etiquetas
inflación

(Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Durante la primera mitad julio la inflación anual se ubicó en 2.76 por ciento, cifra que enmarca la inflación de menor cuantía para el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) en su medición quincenal desde que se tiene registro por parte del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), a partir de 1988.

Por componentes, la inflación subyacente reportó una inflación de 2.30 por ciento anual, a su interior, los precios de las mercancías se incrementaron 2.48 por ciento a tasa anual, mientras que los de los servicios se elevaron 2.16 por ciento en el periodo, la cifra más baja para este elemento desde la segunda quincena de enero.

La inflación no subyacente apuntó un incremento anual de 4.23 por ciento en la quincena, el nivel más bajo para este indicador después de la segunda quincena de abril de 2012, es decir, hace más de 19 meses.

Los precios de los productos agropecuarios los que aumentaron en mayor proporción con un crecimiento anual de 7.26 por ciento, al tiempo que las tarifas de energéticos crecieron 2.41 por ciento, no se veía una disminución tan importante en este rubro en casi tres años, desde la segunda quincena de diciembre de 2009.

Durante la quincena, los precios que incidieron a la baja de manera más significativa fueron los de productos como el huevo, la papa, el chile poblano e incluso el precio de los automóviles, con variaciones quincenales de 5.2, 3.0, 13.6 y 0.28 por ciento, respectivamente.

Por el contrario, los bienes y servicios que empujaron al alza el indicador fueron del jitomate y la cebolla con incrementos quincenales de 8.0 y 11.2 por ciento, correspondientemente, al igual que los servicios turísticos en paquete y de transporte aéreo cuyos precios aumentaron durante la quincena 8.0 por ciento en ambos casos, como respuesta al inicio de la temporada alta en estos servicios por el arranque de las vacaciones de verano.