Economía

Industriales prevén
más alzas en precios
si dólar sigue caro

Ante al incremento del dólar frente al peso en los últimos meses,
el presidente de la Concamin, Manuel Herrera, advirtió que de continuar esta tendencia, habrá más aumentos en los precios
de productos de sectores como el textil y siderúrgico.
Leticia Hernández
13 enero 2016 23:22 Última actualización 14 enero 2016 5:5
cobre

El siderúrgico y metalmecánico podrían ser sectores afectados por el incremento del precio del dólar, indicó la Concamin. (Bloomberg)

Si el dólar continúa fortaleciéndose frente al peso habrá más incrementos en los precios de algunos productos industriales, sobre todo de aquellos sectores con mayor grado de importación de insumos como el de la electrónica, metalmecánica, cómputo, siderúrgico, farmacéutico y textil.

Así lo advirtió Manuel Herrera, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamin), pero indicó que no será un alza generalizada ni en productos de la canasta básica”.

Detalló que ante un incremento del dólar frente al peso de 22.5 por ciento en los últimos doce meses, algunos productos ya sufrieron un ajuste en los precios desde la segunda parte del 2015. En algunos casos los productores compensaron los mayores costos con la reducción en el precio de energético, lo que les permitió no perder mercado.

Ante el elevado grado de incertidumbre no se atrevió a señalar un nivel de la paridad cambiaria como límite para que los industriales pudieran seguir absorbiendo el efecto de un dólar más caro.
Detalló que en 2015 la industria logró un crecimiento de 1.1 por ciento, afectado por la moderación de las exportaciones. Para este año se prevé un avance de dos por ciento.

Según el líder industrial, el potencial de crecimiento que tiene esta actividad es de entre cinco y seis por ciento anual, por lo que se requiere implementar acciones para fortalecerla. Entre las medidas están elevar la demanda en el mercado interno e integrar a las Pymes a las cadenas productivas.

Destacó que la industria enfrentará el desafío de la desaceleración que se observan en la economía estadounidense. Para este año se prevé que el PIB avance 2.8 por ciento y una tasa de desocupación de 4.2 por ciento.

>