Economía

Industriales mantienen estimado de crecimiento de 3.7% este año

Francisco Funtanet, presidente de la Concamin, dijo que se espera este incremento principalmente en los sectores de manufacturas y construcción.
Notimex
18 marzo 2014 19:8 Última actualización 18 marzo 2014 19:27
Etiquetas
Francisco Funtanet

Francisco Funtanet, presidente de la Concamin./(Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Francisco Funtanet Mange, dijo que el sector mantiene su expectativa de que el Producto Interno Bruto (PIB) del país registre un crecimiento de 3.7 por ciento este año.

En cuanto a la actividad industrial, dijo, se espera un crecimiento de 4.1 por ciento durante 2014, impulsado por los avances de 4.6 por ciento en el sector de manufacturas y de 4.5 por ciento en la industria de la construcción.

En un comunicado, el líder de los industriales expone que el comportamiento de la economía en el primer trimestre estaba previsto, es decir, “un crecimiento con la inercia de los meses inmediatos anteriores, sumado a la entrada en vigor de las nuevas disposiciones fiscales”.

Para Funtanet Mange, ante los indicadores del comportamiento económico en México en los primeros meses del año, el Acuerdo de Certidumbre Tributaria o pacto fiscal adquiere mayor relevancia para otorgar certidumbre a los inversionistas en los que resta de la presente administración.

Dijo que otro de los factores que influyó en el crecimiento económico del país en dicho periodo fue las condiciones climatológicas invernales que experimentó gran parte de Estados Unidos y que alentó el proceso exportador de la industria nacional.

Sin embargo, menciona que esos factores no influyen en las expectativas de crecimiento de la industria, pues ya se consideraba un inicio de año complicado, por lo que “los industriales confiamos en que 2014 será un buen año en materia económica y productiva”.

La Concamin espera también que este año se registre la creación de 570 mil nuevos empleos en el territorio nacional, sin contar los puestos que se generen a partir de la reglamentación secundaria de la reforma energética.

En ese sentido, destaca que las leyes secundarias deben darse en tiempo y forma, privilegiando el potencial de las empresas mexicanas, para que durante la segunda parte del año comiencen a experimentarse los efectos positivos de los cambios estructurales.