Economía

Confirman indicadores ‘freno’ en la economía

Durante mayo, el Indicador Coincidente, el cual tienen la misión de delinear el estado actual de la economía en general, reportó un valor de 99.90 puntos, hilando nueve meses por debajo de los 100 puntos.
Thamara Martínez
02 agosto 2016 9:10 Última actualización 03 agosto 2016 5:5
DF

La evolución del indicador adelantado anticipa que en los siguientes meses el ritmo de la actividad económica de México va a ser a seguir debilitándose. (Bloomberg)

Los indicadores cíclicos de la economía mexicana mantuvieron su racha negativa durante mayo y confirman un freno en la actividad productiva. En el quinto mes continuaron por debajo de su línea de tendencia de largo plazo de los 100 puntos.

El indicador coincidente acumuló siete meses por debajo de este umbral, mientras que el componente adelantado logró hilar en junio nueve meses debajo de ese nivel. Para los analistas, estos resultados apuntan a una fuerte desaceleración para la segunda mitad de este año.

El indicador coincidente, que tiene la misión de delinear el estado actual de la economía en general, reportó un valor de 99.90 puntos en mayo. Además de ser inferior al valor de tendencia de largo plazo, presentó una disminución de 0.02 puntos respecto al mes previo, con lo que reportó su décima baja de manera consecutiva.

El indicador adelantado, que anticipa el rumbo del indicador coincidente, se posicionó en los 99. 43 puntos en junio, 0.03 puntos menos que el mes anterior. Así, este componente acumuló 21 meses de descensos, según los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

“Estos indicadores cíclicos nos están confirmando que la economía se está desacelerando de una forma muy importante”, aseveró el economista Jonathan Heath.

Detalló que en el segundo trimestre ya se pudo observar que hubo una caída en la economía respecto al primero y los indicadores cíclicos están simplemente reflejando eso.

BAJA TRIMESTRAL
Recientemente el Inegi informó que el Producto Interno Bruto del país bajó 0.3 por ciento en el segundo trimestre, con relación al trimestre inmediato anterior, en las cifras ajustadas por estacionalidad. La caída ocurrió principalmente por el descenso en la producción industrial, de 1.7 por ciento.

“Salió el adelantado para junio y el coincidente para mayo, pero ya sabemos que el conjunto del segundo trimestre, por los datos de la estimación oportuna del PIB, estuvo por debajo del primer trimestre”, advirtió Heath, lo que considera que está confirmando una importante desaceleración en la economía.

Las variables que más limitaron el avance del componente coincidente fueron la actividad industrial y el Indicador Global de Actividad Económica (IGAE).

La industria ha permanecido con una tendencia negativa desde septiembre de 2014. Cuatro de los seis rubros que conforman el índice coincidente bajaron frente al mes previo. Sólo los ingresos en comercios minoristas aumentaron, así como los trabajadores asegurados permanentes en el IMSS.

MENOR EXPANSIÓN
La evolución del indicador adelantado anticipa que en los siguientes meses el ritmo de la actividad económica va a ser a seguir debilitándose.

“Los indicadores nos adelantan que la actividad económica va a entrar en un ciclo de desaceleración muy marcada en el segundo semestre”, comentó Adrián Muñiz, subdirector de análisis de Vector Casa de Bolsa.
Estimó que el crecimiento en la segunda mitad va a ser menor que en la primera parte, de alrededor de 1.4, y para todo el año prevé un avance de 1.8 por ciento.

Mencionó que el consumo, que ha sido el principal motor de la economía, va a resentir en la segunda mitad el alza en la tasa de interés de referencia por lo que va a moderar su crecimiento. “Se perfila que la economía tenga una desaceleración importante”, mencionó.

Jonathan Heath destacó que especialmente el sector secundario sigue mostrando debilidad, ya que la información del indicador IMEF señala que en julio el sector manufacturero volvió a caer y a esto se suma la preocupación por las acciones de bloqueo de la CNTE, las cuales entorpecen el envío de mercancías, actos que podrían traer serias consecuencias económicas a partir del tercer trimestre.

CRECE RIESGO DE RECESIÓN
“El sector secundario sigue mostrando debilidad y lo que nos está diciendo es que si las movilizaciones de la CNTE siguen bloqueando puertos y carreteras y no podemos exportar, tenemos el riesgo de que el tercer trimestre pudiera también caer con respecto al segundo y si es que tenemos dos trimestres con tasas negativas consecutivas, ya estamos entrando en terreno de una recesión”, advierte Heath.

Sin embargo, indicó que se tiene que esperar para definir esta etapa de recesión. “Lo que sí sabemos es que la CNTE ha estado muy activa bloqueando y haciendo todo lo que se pueda para que las exportaciones no lleguen a los puertos, y si esto sigue corremos el peligro de caer formalmente en una recesión”.

Indicó que el sector secundario sigue mostrando debilidad y lo que “nos está diciendo es que si las movilizaciones de la CNTE siguen bloqueando puertos y carreteras y no podemos exportar, tenemos el riesgo de que el tercer trimestre pudiera también caer con respecto al segundo y si es que tenemos dos trimestres con tasas negativas consecutivas, ya estamos entrando en terreno de una recesión”, advirtió el especialista.

El Sistema de Indicadores Cíclicos de la economía registró de nueva cuenta retrocesos en sus componentes Coincidente y Adelantado, para mayo y junio, respectivamente, afectado por el sector industrial y las importaciones.
: