Economía

Actividad económica pierde fuerza al inicio de 2015, anticipa el Inegi

El indicador adelantado, que anticipa el comportamiento de la economía mexicana, acumuló cuatro meses a la baja en enero. En tanto, el indicador coincidente también registró un débil crecimiento en diciembre.
Elizabeth Cáceres
04 marzo 2015 10:6 Última actualización 04 marzo 2015 10:8
empleo teporal

(Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- El indicador adelantado, que busca anticipar el comportamiento de la economía mexicana, disminuyó por cuarto mes consecutivo en enero, marcando así un débil ritmo de crecimiento al inicio de año en materia económica.

En diciembre, según el reporte del Sistema de Indicadores Cíclicos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el indicador adelantado se posicionó ligeramente por arriba de su tendencia de largo plazo con un valor de 100.1 puntos y una disminución de 0.09 puntos con respecto a noviembre.

En enero, dicho indicador se redujo al ubicarse en 100.0 puntos y observar una reducción de 0.07 puntos con respecto a diciembre.

Por componentes, las caídas más importantes se registraron en exportaciones no petroleras, que acumularon cinco meses con disminuciones y una reducción de 0.14 puntos en enero; y el índice de precios y cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores en términos reales, con cuatro meses a la baja y una pérdida de 0.19 puntos.

En cambio, la tendencia del empleo en las manufacturas registró un fuerte crecimiento, al crecer 0.26 puntos respecto a diciembre; así como el tipo de cambio real, con un aumento de 0.12 puntos.

Respecto al indicador coincidente de diciembre, que refleja el estado general de la economía, el Inegi reportó que se mantuvo ligeramente por arriba de su tendencia a largo plazo al registrar un valor de 100.1 puntos, aunque con una variación mínima de 0.04 puntos con respecto a noviembre. Es decir, aunque se ubicó en fase de expansión, éste mostró una disminución en el ritmo de crecimiento.

Cinco de los cuatro componentes del indicador coincidente mostraron un retroceso, siendo el de desempleo urbano y el de actividad industrial los más marcados.