Economía

IMSS cobra a precios
de hospitales privados

Para 2016, el precio de la consulta familiar en el IMSS aumentará de 599 a 631 pesos, monto mayor al cobrado por este mismo servicio en hospitales privados e incluso en aquellos que dependen de la Secretaría de Salud.
Zenyazen Flores
29 febrero 2016 23:36 Última actualización 01 marzo 2016 5:5
IMSS

Un día de hospitalización en el IMSS cuesta 6 mil 958 pesos y una intervención quirúrgica en hospital de tercer nivel tiene un precio de 33 mil 173 pesos. (Cuartoscuro)

Una consulta de medicina familiar en el Seguro Social costará este año 631 pesos para quienes no sean derechohabientes, similar a lo que se cobra en hospitales privados.

El IMSS difundió el jueves pasado en el Diario Oficial de la Federación la tabla de costos unitarios por Nivel de Atención Médica para no derechohabientes que serán vigentes en 2016, en la que se cuentan 80 servicios que se ofrecen en las unidades de los tres niveles de atención médica.

Una consulta de medicina familiar, el servicio más demandado en el IMSS del que sólo en un día típico suma 330 mil consultas, costará 631 pesos a los no derechohabientes, 5.3 por ciento más que en 2015 cuando costó 599 pesos.

Este incremento es mayor a la inflación de 2015, de 2.13 por ciento.
En tanto, en el Hospital Español la consulta médica fluctúa de 600 a 700 pesos, en el Hospital Dalinde cuesta 650 pesos y en el Centro de Atención Médica Integral 600 pesos.

El precio de la consulta de medicina familiar en el IMSS también es más cara que en hospitales públicos que dependen de la Secretaría de Salud, ya que en el Hospital General de México y en el Hospital Gea González la consulta cuesta 112 pesos la primera vez y en subsecuente, el precio baja a la mitad.

Por su parte, un día de hospitalización en el IMSS cuesta 6 mil 958 pesos y una intervención quirúrgica en hospital de tercer nivel tiene un precio de 33 mil 173 pesos.

Mario Hernández, médico que labora en hospitales públicos y privados, dijo que el costo de la consulta en el IMSS es acorde al mercado, sólo que los derechohabientes reciben un subsidio y en realidad pagan alrededor del 10 por ciento del costo real de la consulta, “el problema está en que los no derechohabientes no están dispuestos a pagar esos costos por un servicio saturado”.

Datos del IMSS indican que en noviembre de 2015 se registraron 75 millones 510 mil 120 consultas médicas familiares acumuladas.
El Informe del IMSS anual no incluye detalle de las consultas otorgadas a no derechohabientes y autoridades del IMSS consultadas no tuvieron el dato disponible.

Para los trabajadores independientes el IMSS dispone de servicios de salud con una cuota que varía por rango de edad.

Por ejemplo, de 0 a 19 años el costo de la incorporación al Seguro para la Salud para la Familia que incluye prestaciones sociales y médicas pero no pensión, es 2 mil 250 pesos anuales, para personas de 40 a 49 años se pagarían 4 mil pesos anuales y las personas de 80 años y más 6 mil 500 pesos por año.