Economía

Impunes, los gobernadores
corruptos: Imco

De 2000 a 2013, fueron exhibidos 71 casos de corrupción de 41 gobernadores, pero de éstos, sólo cuatro fueron castigados; los niveles actuales de corrupción e impunidad que enfrenta el país lo han afectado en su economía y nuevas inversiones, reveló reporte
del Imco y el CIDE.
Dainzú Patiño
21 mayo 2015 0:22 Última actualización 21 mayo 2015 10:16
Gobernadores

Ningún estado de la República se salva de la percepción de corrupción. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- En el país, 41 gobernadores fueron acusados de corrupción, de 2000 a 2013, pero sólo 16 fueron investigados y apenas 4 castigados, lo que contrasta con Estados Unidos, donde en el mismo lapso acusaron a 9 gobernadores y todos fueron detenidos.

Las cifras de ambos países reflejan la incidencia de los funcionarios mexicanos por cometer estos actos y el nivel de impunidad.

Actos de corrupción e impunidad proliferan en México rezagando el crecimiento económico y la llegada de nuevas inversiones, además de generar costos en los ámbitos políticos y sociales, determinó el reporte “México: Anatomía de la Corrupción”, realizado y presentado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) y el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE). La impunidad se vive en todos los niveles de gobierno.


“Las denuncias, averiguaciones y consignaciones en relación a los presuntos actos de corrupción protagonizados por los gobernadores y exhibidos por el periodismo de investigación constituyen otro conjunto de datos que resulta útil para mostrar lo inservible de las instituciones anticorrupción y la falta de compromiso de los sucesivos gobiernos en esta materia”, señaló el reporte realizado por Amparo Casar, directora de anticorrupción del Imco.

Ningún estado de la República se salva de la percepción de corrupción. Querétaro, una de las entidades con mayor crecimiento económico, tiene un índice de 65 por ciento, ocupando el último lugar en la lista de percepción de la corrupción, la media nacional es 85.3. El Distrito Federal ocupa la primera posición en la percepción de corrupción, con un índice de 95.3 por ciento dijo en conferencia la autora del estudio.

“La corrupción es un problema que incide en la confianza y el crecimiento económico del país que no le permite desarrollarse en igualdad”, indicó durante la presentación del reporte, Sergio López, director general del CIDE.

Por otro lado, los costos de esta situación se reflejan en la economía, pues en países corruptos disminuye hasta 5 por ciento la llegada de inversiones.

Impunidad y corrupción generan pérdidas de 5 por ciento a las ganancias de las empresas, le restan al crecimiento económico entre 2 y 10 puntos porcentuales. Además, se ve afectado 14 por ciento del ingreso de las familias mexicanas.

En lo político, genera insatisfacción con la democracia y crisis de representación. Por ejemplo, en 2013, 91 por ciento de los encuestados por Transparencia Internacional señaló que los partidos políticos son corruptos, 90 por ciento que la policía y 87 por ciento que los funcionarios públicos.

“economia