Economía

Impuestos al trabajo a la baja, tendencia en OCDE

De acuerdo con la OCDE, los impuestos laborales se están reduciendo de manera importante, mientras que algunos países elevaron las cargas sobre el ingreso de capital personal.
Leticia Hernández
22 septiembre 2016 22:14 Última actualización 23 septiembre 2016 8:40
[Académicos y empresarios consideran que homologar IVA tendría impactos negativos / Arturo Monroy / El Financiero]

La tendencia al aumento del IVA parece haber llegado a su fin. (Arturo Monroy / El Financiero)

Reducir los impuestos laborales es una de las tendencias que se observan con mayor fuerza entre los países miembros de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), en cambio, varios países están incrementando la carga tributaria al ingreso personal, arrojó la primera edición de la nueva publicación anual “Reformas de Políticas Fiscales en la OCDE”.

El informe que analiza las reformas en políticas fiscales anunciadas en los países miembros de la OCDE en el año pasado e identifica tendencias, concluye que las reformas fiscales están poniendo mayor énfasis en impulsar el crecimiento; mientras que la consolidación fiscal fue el principal impulsor de los cambios en los años posteriores a la crisis, en 2015, ahora se movió de nuevo orientado a apoyar el crecimiento.

Después de años de incrementos constantes, los impuestos laborales ahora se están reduciendo en un número significativo de países; mientras que varias naciones aumentaron las cargas sobre el ingreso de capital personal.

Además encontró evidencias de una ampliación de la base tributaria de empresas, aunque las reducciones en la tasa de impuesto corporativo está ganando un renovado vigor.

La tendencia al aumento del IVA parece haber llegado a su fin; sólo hay un número limitado de reformas en el área de impuestos a la propiedad y hay algunos incrementos en impuestos medioambientales pero estos ajustes fueron relativamente menores.

A consecuencia de la crisis, el enfoque hacia la consolidación fiscal ha visto continuos incrementos en impuestos laborales y tasas de impuestos al valor agregado (IVA), pero en este año esta tendencia disminuyó y en algunos casos se ha detenido o incluso revertido.

En un contexto de bajo crecimiento, subinversión, alto desempleo y creciente desigualdad, las políticas fiscales ayudan a soportar el crecimiento económico inclusivo, además de implicaciones directas en el avance económico y cómo los beneficios se distribuyen entre la población, incluso el gasto público busca la igualdad, indicó el estudio.