Economía

Impuestos a refrescos generan despidos

La Junta Local de Conciliación y Arbitraje del DF reportó un incremento de 10 por ciento en juicios individuales debido a despidos hechos por la industria refresquera, la cual se ha visto afectada por los nuevos impuestos a bebidas saborizadas.
Zenyazen Flores
20 noviembre 2014 22:18 Última actualización 21 noviembre 2014 5:5
Refrescos

La aplicación de impuestos a bebidas azucaradas ha derivado en despidos de empleados en la industria refresquera del país. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Los nuevos impuestos especiales a las bebidas saborizadas y la limitación de la deducibilidad de las prestaciones laborales que trajo la reforma fiscal, derivaron en despidos de personal de la industria refresquera que, a su vez, decidió interponer demandas al considerar “injustificada” su salida de las empresas.

La Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA) del Distrito Federal registró un aumento de 10 por ciento en la carga de juicios individuales respecto del 2013, debido a un incremento en las demandas que interpusieron trabajadores de la industria refresquera que fueron despedidos por los “ajustes” que hicieron las empresas en sus plantillas por la reforma fiscal.

Darlene Rojas, presidenta de la JLCA, dijo a El Financiero que se tratan de demandas individuales por despido injustificado por el recorte que hicieron las empresas y que acusan que no recibieron su liquidación.


Explicó que anualmente se registran alrededor de 30 mil demandas nuevas, pero este 2014 hubo un aumento de 10 por ciento respecto del año pasado, ya que se detectaron alrededor de 3 mil asuntos relacionados con demandas de despido injustificado de trabajadores de la industria refresquera.

“Este año hablamos de 3 mil asuntos más. Hicimos un estudio y estos casos tienen que ver con refresqueras, esto es que por el aumento de los impuestos en las empresas que utilizan azúcar en la elaboración de bebidas, hicieron un recorte de personal”.

Y añadió: “Las mismas empresas nos lo han comentado, que lo que hicieron para no pegarle a la parte baja de los trabajadores fue recortar puestos directivos aunque también hay demandas que tienen que ver con la base trabajadora”, aseveró.

Herbert Bettinger, director del despacho Bettinger Asesores, dijo que la industria refresquera ha perdido alrededor de 3 mil 500 empleos y criticó que si bien, la comida “chatarra” y las bebidas azucaradas sufrieron un aumento en el impuesto, este es inequitativo y perjudica en mayor proporción a las empresas refresqueras.

“En la comida chatarra si la empresa baja las grasas deja de pagar impuesto, pero en el caso de las refresqueras, aunque se bajen los niveles de azúcar se paga”, dijo.