Economía

Impuestos a alimentos y bebidas calóricas no modificaron consumo: Colmex

En un reporte publicado por el Colegio de México se detalla que durante el 2014 los consumidores redujeron en 3% su consumo de alimentos y bebidas calóricas frente a 2013, pero se descarta que esto tenga relación con el impuesto a comida chatarra y bebidas azucaradas.
Valente Villamil
27 enero 2016 16:4 Última actualización 27 enero 2016 16:42
IEPS

(Cuartoscuro)

Los impuestos a refrescos y alimentos calóricos no han tenido efecto al modificar los patrones de consumo, pues los cambios se encuentran asociados al incremento de precios, afirmó el Estudio de los efectos sobre el bienestar de la política de impuestos sobre alimentos y bebidas con alto contenido calórico, presentado hoy en Colegio de México (Colmex).

Según el reporte, en 2014 los consumidores redujeron en tres por ciento su consumo de alimentos y bebidas calóricas frente a 2013, pero más como consecuencia de los cambios de precio de estos bienes, que por un verdadero impacto del impuesto.

Entre 2012 y 2014 el consumo promedio per cápita de refrescos en los hogares disminuyó tan solo 5.37 ml diarios.


El estudio encontró que el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a refrescos representó el 57 por ciento de la disminución en la compra, es decir un impacto de 1.65 por ciento de la reducción de tres por ciento en la capacidad de compra de alimentos y bebidas de los consumidores.

“Para los segmentos con menor poder adquisitivo, el IEPS a refrescos fue equivalente al 66 por ciento de la pérdida de su capacidad de compra de alimentos y bebidas en el año 2014.”, estimó el reporte.

La afectación el ingreso dedicado a alimentos y bebidas de los consumidores provocada por el IEPS se manifestó en proporciones mayores en los sectores de menores ingresos.

: