Economía

IMCP pide no "satanizar" cuentas de mexicanos en HSBC de Suiza

El Instituto Mexicano de Contadores Públicos consideró que las autoridades mexicanas tienen herramientas para determinar si los recursos son de procedencia ilícita.
Notimex
18 febrero 2015 16:57 Última actualización 18 febrero 2015 16:57
HSBC (Bloomberg/Archivo)

HSBC (Bloomberg/Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), Leobardo Brizuela, aseguró que las autoridades fiscales del país tienen los elementos para determinar si existe alguna discrepancia entre las declaraciones de los mexicanos involucrados en el caso HSBC.

De acuerdo con el especialista, tener una cuenta en el extranjero es legal, sobre todo en el mundo globalizado, siempre y cuando los recursos sean de procedencia lícita, por lo que no hay que “satanizar” el tema.

El directivo aseguró que “las autoridades fiscales tienen los elementos para determinar si existe alguna discrepancia entre las declaraciones de esos años contra lo que está saliendo en esta investigación”.

Refirió que se dieron cambios en el país en la materia, como en el Servicio de Administración Tributaria (SAT), modificaciones en fiscalización, además hay más herramientas que antes para investigar, por lo que es el momento de aplicar los instrumentos para que los contribuyentes paguen lo justo.

Sin embargo, aclaró, “no satanicemos el tema, hay muchos fundamentos para tener recursos que son legales (en el extranjero); obviamente cuando se detecte que vienen de procedencia ilícita debe ser reportado por las autoridades”.

La semana pasada se dio a conocer una investigación sobre lavado de dinero en cuentas no declaradas mantenidas por 106 mil clientes extranjeros, incluidos mexicanos, en una filial suiza del banco británico HSBC.

La Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) se pronunció por investigar las cuentas bancarias de mexicanos en el extranjero que aparecieron en la lista.

El organismo expuso que los datos revelados se refieren a 2006 y 2007, y aunque la ley mexicana limita a cinco años la facultad de la autoridad fiscal para determinar el pago de impuestos omitidos, lo cierto es que cuando no se declaran los ingresos gravados por el impuesto, el plazo puede subir hasta 10 años.